Puerta de Alcalá de Madrid . | GAA / GTRES

¿Ves algo raro en la Puerta de Alcalá de Madrid? En realidad, es una lona-trampantojo y estos son sus autores

La Puerta de Alcalá de Madrid ha comenzado un proceso de restauración y su lona de protección se ha convertido en una de las obras urbanas del verano más comentadas. Estos son sus autores y cómo se ha hecho. 

Clara Hernández

De monumento ilustrado y emblemático, a flechazo limpio e hiperrealista de 'street art'. Esa es la transformación que se ha operado en la Puerta de Alcalá de Madrid, parada obligada del turismo de la capital y, actualmente, en proceso de restauración, un detalle del que, posiblemente, muchos no se hayan percatado aún habiendo pasado a su lado y de que esta esté rodeada de andamios. La razón está en la lona de 2.200 metros cuadrados que cubre actualmente toda la puerta con el fin de protegerla mientras se llevan a cabo los diagnósticos de la construcción, y que se ha convertido en viral entre quiene sí saben de su existencia. Porque, a simple vista, la Puerta de Alcalá sigue ahí, como siempre. "Algo más limpia y blanca", observa una viandante. En realidad, lo que está viendo es una gran lona rejilla con efecto trampantojo que representa a la puerta de Alcalá (que está debajo) con una precisión casi inverosímil. 

Unos taxis, los edificios de la calle Alcalá y los árboles que habitualmente asoman través de sus tres arcadas también están ahí, fingidos y miméticos, insertados en estas lonas de fotorrealismo que se idearon para que los ciudadanos "no echen tanto de menos" la Puerta de Alcalá, según ha explicado el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.

Para obtener esta obra, que ha sido llevado a cabo por la empresa Fernández Molina, responsable del proyecto de mantenimiento, se ha recurrido a la última tecnología de impresión digital con una fotografía de la Puerta de Alcalá obtenida a través de más de una veintena de imágenes en alta resolución que se utilizan de base para la impresión de piezas que actúan como un puzzle. El efecto final es perfecto porque gracias a un sistema de termosellado en las uniones, no se ven costuras.

La lona, a la medida del monumento, se ha hecho de poliéster y tiene un mecanismo que evita el 'efecto vela' en caso de viento, y cubrirá esta hasta el 2 de octubre (por estética y por seguridad).

Actualmente no se ha comenzado con la restauración del monumento, sino con su diagnóstico para conocer al detalle su estado. Con él se trata de evaluar los daños que el paso del tiempo, el tráfico o los fenómenos meteorológicos han provocado. 

Además de la lona hiperrealista, el Ayuntamiento de Madrid ha ideado otros sistema para que los visitantes se metan en el "corazón" de la puerta. A través del programa 'Abierto por Restauración', proponen visitas guiadas y gratuitas a bienes culturales durante su proceso de restauración. 

Más de 5.200 personas podrán participan en estas visitas guiadas que tienen como objetivo sensibilizar a la ciudadanía sobre la importancia y valor de la preservación de los bienes culturales.

Los recorridos serán en fin de semana, incluido el último de julio, y durante todo el mes de agosto, en horario de mañana. En septiembre, los días laborales del 1 al 16 se harán visitas también en horario de tarde y dede el día 19 hasta final de mes, en horario de mañana y tarde. La duración del recorrido es de 50 minutos, con un aforo por visita de 18 personas (mayores de 18 años). Las reservas se deben hacer en la web de Reservaspatrimonio.es.

Mira además: 

Woman participa, de manera directa o indirecta, en diversos programas de marketing de afiliación. El equipo de Woman recomienda de manera independiente productos y/o servicios de las marcas adheridas a tales programas de afiliación que puedes comprar en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Woman puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de productos recomendados.