Escápate a Venecia

Los actores Pablo Rivero e Hiba Habouk realizaron un viaje a la ciudad italiana y nos descubren sus tesoros más ocultos. Visita la city donde se celebra el festival de cine con los consejos de estos dos anfitriones de lujo

Ester Aguado

«Si hay algo que me fascina de Italia es descubrir los pueblos y las pequeñas ciudades. Me horrorizan los turistas, el tumulto, adoro pasear durante horas y detenerme en los parques, las plazas,sentarme en el umbral de algún portal y observar a la gente que pasa», explica Pablo. Precisamente, fue eso lo que buscó con insistencia en Venecia, sin demasiada fortuna. «Aquí hay algo de masificado que me horroriza, aunque también me sorprende gratamente el silencio... ¡Y es que no hay coches! Me encanta la zona de los muelles: unos astilleros militares, remodelados por dentro pero decadentes por fuera,espectaculares. Dignos escenarios de una película», confiesa Pablo.

Hiba, sin embargo, se queda con la pequeña iglesia del palacio San Clemente, un hotel de lujo albergado en un convento del siglo XV y emplazado en una pequeña isla, frente a la Plaza de San Marcos. «Se trata de un sitio mágico, donde se podía sentir en la piel el paso de los siglos... Venecia me parece preciosa, intensamente romántica. En ella se para el tiempo, es como si todo fuera irreal», dice la actriz madrileña de origen tunecino.

Venecia: por Pablo Rivero
1 Una pista: pregunta por cristina
«Es la capitana de un típico bragozzo veneciano, el antiguo barco de pesca de la laguna. Hace veinte años que Cristina navega por esta zona, así que conoce todos sus secretos. Dedica un día entero a visitar las islas menos conocidas de la laguna norte, en las que se esconden fortalezas de los Habsburgo, iglesias medievales y monasterios sumergidos.»

2 Un restaurante: el lujo de Harry’s Dolci
«Frente a la Iglesia de la Salud del barrio Dorsoduro se encuentra la isla de Giudecca. Además de exclusivos hoteles como el Bauer Palladio, el Cipriani –donde se sirve el mejor cóctel aperitivo Bellini– y el Molino Stucky, está el restaurante Harry’s Dolci, perfecto para una cena romántica.» Unos 70 € (Giudecca, 773.Tel. 00 39 415 224 844. cipriani.com).

3 Un regalo: máscaras artesanales
«A pocos pasos de Fondamente Nuove, el embarcadero donde se toma la lancha para ir hasta las islas, hay un taller repleto de máscaras, vestidos y accesorios, hechos a mano por la dueña (Atelier del Costume; Cannaregio.6029/C. Campo Santa MariaNova. Tel. 00 39 415 284 445).

Venecia: por Hiba Abouk
1 Una visita: la isla de burano
«Burano es la isla de las casitas de colores: los pescadores las pintaban para poder reconocerlas al regresar en barco las noches de niebla. El mejor horario para visitarla es temprano por la mañana, cuando la luz recorta las líneas de las casas y de los canales, las calles siguen todavía vacías y silenciosas y los talleres acaban de empezar su trabajo artesanal con el encaje.»

2 Una leyenda: el encaje
«Se cuenta que un pescador, para ser fiel a su novia, rechazó la seducción de una sirena. Como premio por su fidelidad, de la espuma del mar le llegó el velo de novia más hermoso. El día dela boda, las mujeres de la isla admiraron tanto el velo, que intentaron reproducir su precioso encaje, utilizando agujas e hilos cada vez más finos.»

3 La pasta italiana: Trattoria al gatto nero
«En una de las típicas casas de colores de Burano, este restaurante sirve lo mejor de la laguna. Pide los tallarines con grancevola, una especie de cangrejos gigantes.» Unos 45 €, sin bebidas (Giudecca 88, Burano.Tel. 00 39 41730120. gattonero.com).

4 Una apuesta: alquila una casa-barco
«Puedes navegar por tu cuenta en la laguna. Para manejar una house-boat, con camas, baño y cocina, no se necesita licencia náutica; bastan un par de horas para aprender todo lo necesario para orientarse.» Una semana sale por unos 1. 280 €(Tel. 00 39 415 510 400. rendez-vousfantasia.com).