¡En forma fuera del gym!

Los hoteles son los últimos templos donde ponerte a punto: descansar y cuidarse es posible. Practica deportes como el pádel o el golf y nada en piscinas de ensueño.

Pilar Arranz

Se acabó aquello de volver de vacaciones con algún kilo de más y aspecto poco saludable. Ahora, los días de descanso nos dan la oportunidad de poner el cuerpo a punto practicando nuestro deporte favorito o dejándonos mimar con un estupendo masaje o tratamiento de belleza.

¿Qué hacer para conseguirlo?

La clave es elegir un hotel donde los equipamientos deportivos sean excelentes. Un gimnasio con máquinas profesionales, una piscina con bellas vistas o un campo de golf nos invitarán a mover el cuerpo unas horas para mejorar nuestro aspecto y nuestro humor.

Las que, en cambio, no estén dispuestas a mover ni un dedo durante el verano, podrán elegir un establecimiento wellness de calidad donde, además, ofrezcan tratamientos de belleza punteros. Un spa que disponga de baño turco, sauna, solárium, sala de masajes… atrapará a toda hidonista que se precie.

Y todo esto sin olvidar el apartado de la alimentación, porque es posible comer un plato de deliciosa pasta sin temer que la báscula nos castigue al día siguiente.

¿Dónde lograrlo?

Si echas un vistazo a la web de NH Hoteles encontrarás mil y una tentaciones para pasar unos días de descanso mientras practicas tu deporte favorito, te das un homenaje con un tratamiento de belleza y disfrutas de un manjar bajo en calorías. Ahí descubrirás que el paraíso puede estar en el centro de una ciudad como Madrid o en rincones con encan como la costa amalfitana, Sicilia o Baviera.

Porque, durante las vacaciones, el placer y la puesta a punto están más unidos que nunca.