Marina Dubai.  | frantic00 / ISTOCK

Dubai en 4 días: lugares imprescindibles que no pueden faltar en tu viaje

Desde la piscina con vista 360 grados más alta e instagrameada del mundo, al desierto o los zocos: qué ver en un viaje a Dubai. 

Clara Hernández | Edición vídeo: Yan Carlos Toledo

Lujo, edificios que desafían la gravedad clavándose con firmeza en el cielo (y este, siempre azul);'infinity pools' que flotan a cientos de metros de altura, islas artificiales o el acuario más grande del mundo. Dubai alberga todo eso, pero también una historia pasmosa (en tiempo récord, el pueblo dubaití pasó de ser una tribu de nómadas del desierto, a formar, primero, una modesta aldea de pescadores y cazadores de perlas; después, un importante puerto de exportaciones y, tras el hallazgo del petróleo,  el más dorado y turístico de los emiratos árabes).

A solo unos kilómetros, un desierto arenoso nos permite dejar de mirar hacia arriba y nos habla de orígenes y naturaleza pero, también, de milagros humanos (hoy allí crían camellos, se multiplican los pozos de agua para los animales y se reinventan oasis con plantas autóctonas). 

Con una población formada por un 90% de expatriados (solo el 10% de los residentes son dubaitíes), las normas islámicas son aquí las más tolerantes y flexibles de los Emiratos Árabes Unidos (por ejemplo, es posible degustar una cerveza con facilidad, aunque no en todos los establecimientos, y las normas de vestimenta también son mucho más relajadas que en los territorios vecinos por lo que no es tan raro ver 'shorts' y 'crop tops' en áreas como las de Dubai Marina, una de las zonas de paseo y ocio favoritas de los extranjeros). 

Por todo ello, Dubai es un destino turístico atractivo, singular y perfecto para un viaje de unos días, incluso de una escapada exprés. Te decimos que 8 cosas de Dubai nos han fascinado y recomendamos, sí o sí, en tu viaje.

1. Cuando volar es parte de la experiencia

Lo dice el Travellers' Choice de Trip Advisor y el ránking anual SkyTrax: la aerolínea Emirates es una de las más top del planeta. Los usuarios del primero destacan, entre otras cosas, la amplitud de los asiento de la clase turista (es la votada con "más espacio para las piernas", apuntan); los segundos, una oferta de ocio con una selección ingente de películas y series o, y sobre todo, una "hospitalidad" que es marca de la casa y se traduce en una amabilidad exquisita de su personal. Si, además, quieres vivir una experiencia de lujo desde el principio, en la Clase Business podrás dormir plácidamente las 7 horas que dura el trayecto Madrid-Dubai (los asientos con completamente reclinables, lo hemos comprobado), degustar un menú gourmet o saborear una copa de champán a cualquier hora en su bar Vip. La primera clase, además, incluye departamentos totalmente privados con toda clase de comodidades y, en algunos casos, hasta ducha. ¡Un sueño! 

Menú en la clase Business del Boeing 777-300 de Emirates. | Emirates

2. Burj Khalifa: el edificio más alto del mundo

¿Cómo es divisar el fastuoso skyline dubaití desde las alturas? El edificio más alto del planeta, el Burj Khalifa (o Torre del Califa), una estructura apuntada de 828 metros (el doble que el Empire State y casi el triple que la Torre Eiffel) que cuenta con 163 pisos y se inauguró en 2010 es parada obligada para el viajero en Dubai. Sus miradores en las plantas 124 y 125 (uno cubierto y otro descubierto) a 442 metros, y su mirador 'At the top sky', a 555 metros, ofrecen en todos los casos vistas espectaculares. 

Se recomienda reservar con, al menos, un día de antelación. El precio de la entrada a los primeros es a partir de 60,30 euros (adultos). Se puede adquirir un ticket para los tres miradores a partir de 100,30 euros. Hay precios especiales para niños. 

El Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo. | dblight / ISTOCK

3. El Dubai Mall y la fuente de los chorros 

Si visitas el Burj Khalifa, no tiene pérdida: justo junto a él se encuentra el Dubai Mall, uno de los centros comerciales más prestigiosos de Dubai y donde podrás guarecerte del calor si visitas este destino en verano. Lo más interesante, además de sus tiendas de firmas, es que es uno de los pocos lugares donde podrás ver a locales: ellas, vestidas de negro, con abayas (hábito) y velo, guapísimas y maquilladas, que parecen ir dejando una estela detrás mientras caminan hacia las tiendas de Fendi o Chanel; ellos, con kandoura (túnica) blanca, con una costura con forma de ángulo obtuso en el pecho (es la forma de reconocerlos de los nativos procedentes de otros emiratos)  y velo a juego, charlando o reunidos en algunas de las chocolaterías del 'mall' (su preferida es Carpo). 

Justo en la puerta del Dubai Mall se encuentra la Dubai Fountain, una enorme fuente con chorros bailarines que se ponen en marcha cada media hora y que se menean coordinadamente al ritmo de Lionel Ritchie ('All night long'), Christopher Tin ('The Baba Yetu') o Andrea Bocelli ('Con te partiro'), entre otras canciones. Es un espectáculo popular y gratuito en una de las zonas más animadas y familiares por la tarde.

La Dubai Fountain y sus chorros listos para las coreografías.  | Omar Al-Samarrai / ISTOCK

4. Piscina Aura, 'infinity pool': con vistas 360°

Increíble. De nuevo, marca récords: Aura, la piscina ubicada en Palm Jumeirah (la isla artificial construida con forma de palmera) es la 'infinity pool' (esas piscinas cuyos bordes parecen derramarse y rebasar límites, hasta el horizonte) con vistas 360° más elevada del planeta. Suspendida a 200 metros de altura, ofrece una de las mejores vistas de Dubai, incluyendo la singular anatomía de la isla con forma vegetal donde se encuentra situada (algo no tan fácil de ver desde otros miradores), la noria más alta del mundo (la Ain Dubai) que se erige en la isla artificial Bluewaters Island y los impresionantes edificios que forman el skyline de Dubai. Teniendo en cuenta que a ello sumamos que puedes ver ese paraíso con un cóctel en las manos y a remojo, la experiencia es religiosa.

En la web requieren reservar con 7 días de antelación para disfrutar de una de sus tumbonas, pero si no lo has hecho, siempre puedes pasarte por allí por si les queda libre alguna silla alta, junto a la barra (unos 50 euros, solo mañana). Totalmente recomendable. 

Piscina 'infinity pool' Aura, con vista 360 grados, en Dubai. | Aura

5. Marina Dubai: día y noche

Es otra de los áreas más populares de Dubai y favorita, sobre todo, de los expatriados europeos y estadounidenses: ya sea durante el día, por su playa, como por la noche, donde brillan sus restaurantes y bares alineados en torno a un canal rodeado por un agradable paseo con carril bici y palmeras, y franqueado por imponentes rascacielos dejando una estampa cosmopolita y vacacional.  

Tanto durante las horas de luz como cuando se encienden sus luces nocturnas es una de las zonas más frecuentadas y perfectas para tomar algo. En el edificio conocido como Pier 7 encontrarás diferentes opciones gastronómicas en cada planta, más formales e informales, pero todas con un aire 'fancy' y amplias terrazas con vistas al canal de la Marina y el embarcadero por donde pasan de vez en cuando pequeños barcos que aportan a la ciudad un tono rural y pintoresco. La vestimenta por esta zona es muy occidental. 

Marina Dubai y sus rascacielos con vistas al canal. | DedMityay / ISTOCK

6. La zona antigua

Sí, Dubai también tiene 'barrio viejo' aunque en gran parte este no lo es tanto, ya que muchas de sus casas fueron derrumbadas y posteriormente reconstruidas en un afán por recuperar las raíces. Sin embargo, aunque en algunos casos de la impresión de 'parque temático', vale la pena visitarlo para hacerse una idea de lo que fue Dubai una vez. Se llega muy bien en metro (el metro de Dubai es limpio, rápido, seguro y barato).

Encontrarás calles estrechas, torres de los vientos (un rudimentario sistema de ventilación de las antiguas casas), la mezquita, cafés con patio-jardín para degustar comida árabe típica, teterías y zocos. En la zona de Deira se encuentra el Zoco de Oro y el Spice Souk (Zoco de las Especias). En el Zoco Madinat Jumeraih podrás perderte entre arte tradicional, diseño, etc... e incluso disfrutar de una obra de teatro experimental en el Toda Teatre of Digital Art. 

Ciudad vieja de Dubai. | frantic00

En Bastakiya, una de las zonas más antiguas de Dubai, se encuentra el centro cultural Sheikh Mohammed Centre for Cultural Understanding, cuyo objetivo es acercar la cultura emiratí a los turistas. Ofrecen charlas interesantísimas sobre su modo de vida, el Islam, etc. y desayunos emiratís. 

7. Rumbo al desierto

En solo 3 cuartos de hora se puede acceder desde el centro de Dubai al desierto más próximo en coches 4x4 con conductor que se pueden contratar en compañías como Arabian Adventures. Los recorridos incluyen un paseo por las dunas (a sus conductores les gusta imprimir un poco de emoción y vértigo al camino por las dunas, que resulta muy divertido). Suelen realizarse al atardecer para poder disfrutar de la puesta del sol en el desierto. Dependiendo del paquete  contratado, incluyen cena, espectáculo, actividades (cenas en el desierto, espectáculos, 'sand boarding', tatuajes de henna, conducción de camellos... en coches compartidos o individuales. Diferentes precios. 

Desierto de Dubai. | christobolo / ISTOCK

8. The Pointe: saca la cámara 

Dentro de Palm, la isla artificial con forma de palmera, The Pointe es uno de los puntos más fotografiados. Justo enfrente, en la otra orilla, se eleva el impresionante Hotel Atlantis Palm.

Hotel Atlantis Palm, en Dubai. | Ahmed-Yahiawi / INSTAGRAM

Si se mira a la derecha, se eleva el nuevo Hotel Atlantis, The Royal, otro edificio de arquitectura singular. Una playa de arena fina sin las saturaciones de otras que invita a relajarse. 

¿Buscas un destino para tus vacaciones? Mira además: