Doble apuesta

¡Por fin las vacaciones! Ha llegado el momento de regalarte un capricho. ¿Qué tal un hotel paradisiaco que te permita desconectar y volver renovada? Aquí tienes dos.

Ester Aguado

Si buscas playa y entornos de salvaje belleza, pero no quieres renunciar a una residencia sofisticada que mezcle notas lugareñas con un estilo marcadamente cosmopolita, no dejes de leer. Hemos escogido dos destinos que te harán olvidar el estrés: Brasil o Mallorca, he ahí la cuestión.
El buen tiempo y el contacto con la naturaleza están asegurados; también el placer de envolverte en finas sábanas de algodón egipcio o beber en vasos de cristal de Murano. Porque sabemos que es justo en vacaciones cuando aflora nuestro lado más sibarita. Un mix funcional entre el estilo nórdico y los años 50 o una cabaña de madera exótica vestida con muebles de diseño. Tú eliges... O te quedas con los dos.
Espléndido Hotel
Encanto de los 50
Ideal para: Enamorados del diseño nórdico y el vintage (se llega desde Palma en un tren de madera y, después, al puerto de Sóller, en un tranvía de 1930).
De qué se trata: El matrimonio Landström cambió la fría Suecia por el sol de Mallorca. Cuando llegaron a la isla, se enamoraron de este hotel de los 50 y, junto al arquitecto Rafael Vidal, reformaron sus 84 habitaciones con un estilo muy funcional, sin renunciar a elementos de la época, como los ventanales, ni a los últimos avances tecnológicos.
No te pierdas: Su restaurante, especializado en la sabrosa cocina mallorquina.
Saber más: Doble + desayuno, 120 €. Es Través, 5. Puerto de Sóller. Mallorca. Tel. 971 631 850.
www.esplendidohotel.com
Villa Naia
Calma total
Ideal para: Los que quieren huir del mundanal ruido, sin renunciar al lujo.
De qué se trata: De un pequeño hotel de ocho habitaciones situado al sur de Bahía (Brasil), dentro de la reserva marítima de Corumbau. Es una mezcla equilibrada entre la simplicidad de la vida local y la sofisticación más internacional.
Requisitos: No es fácil llegar, pero merece la pena. Vuela hasta Salvador de Bahía y, después, coge un vuelo interno hasta Porto Segura. Una vez allí, hay que tomar una avioneta (1 hora) o bien un jeep y viajar de 4 a 5 horas.
Saber más: Habitación doble con porche, 260 €. Bungalós con dormitorio, salón, comedor, cocina y porche, 375 €. Reservas: oficinamkt@vol.com.br

Relacionados