Destinos exóticos

Dos propuestas, doble objetivo: recarga las pilas en las aguas turquesa del Caribe y llénate de vida en el bullicioso Marraquech.

Dídac Peyret
CARIBE, VUELTA AL VERANO

Increíbles playas de arena blanca, aguas cristalinas, frondosa vegetación... El Caribe supone un destino de ensueño donde la clásica fórmula sol y playa es sinónimo de relax total. Un concepto que su infraestructura hotelera contribuye a redondear: villas privadas a pie de playa, espectaculares piscinas, restaurantes especializados... Como actividades alternativas, en el caribe mexicano o Riviera Maya no te pierdas la posibilidad de bucear a más de 10 metros de profundidad por el Gran Arrecife Maya, visitar las famosas ruinas de la ciudadela de Tulum o la reservas ecológicas de Sian Ka’an. Y si tu destino final es Santo Domingo, te recomendamos una experiencia surfera o la posibilidad de poneren práctica tus habilidades de golf.

Dónde dormir
Catalonia Royal Tulum: lujo y spa. Un resort 5 estrellas en Xpu-Ha (Riviera Maya), junto a Tulum. Imprescindible: Prueba su gimnasio, con instructor personal, y su completo spa con zona chill out. Estancia: 5 noches con vuelos incluidos, desde 932 €.
■ Catalonia Royal Bávaro: exclusivo con piscina desbordante de 27 m. Deportes: Posee campos de golf privados de 9 y 18 hoyos. Estancia: 5 noches, vuelos incluidos, desde 886 €. www.hoteles-catalonia.com

MARRAQUECH CON BUEN GUSTO

Hay ciudades que dejan huella. De esas que, la primera vez, devoras con toda la rapidez del mundo a sabiendas que nunca más sentirás esa emoción primeriza de lo inesperado. Marraquech es una de ellas. El bullicio que destila toda la ciudad, con especial atención a la inolvidable plaza Djemma El-Fná, es una experiencia única. Y es que en la capital turística de Marruecos vivirás todo tipo de experiencias. Sensoriales –la ciudad aúna un ramillete de aromas extraordinarios y tonalidades rojas– y, sobre todo estéticas, con la presencia de jardines y palacios espectaculares. ¡No te olvides de callejear ni de perderte por sus tradicionales mercados!

Dónde dormir
■ Dar Justo: arte y bienestar. Acogedor, tranquilo y lleno de pequeños detalles, Dar Justo es una antigua casa señorial de La Medina donde se han alojado artistas como Rafael Amargo. Deco arty: La decoración exhibe una colección de objetos de tiendas de antigüedades de La Medina y recuerdos de viajes a la África Negra. El plus: Las chimeneas de los salones y la biblioteca de arte y literatura del salón Goytisolo. Imprescindibles: Su patio de los naranjos y la terraza de la última planta con vistas a la cordillera del Atlas. Habitación doble: Desde 90 €. Tel. 00 212 524 426 999. www.darjusto.com