África despierta

Es el continente de moda y a él ponemos rumbo visitando sus islas más paradisiacas. Su arte, su imagen y su música inspiran las pasarelas y la cultura del momento. Conocerlo es amarlo. Solidaridad es su palabra clave.

M. Victoria Aroca

Zanzíbar
Conocida como Unguja por los lugareños, esta isla es un reclamo turístico para los que practican deportes acuáticos (buceo, pesca de altura, kayak, windsurf, esquí y vela con los tradicionales dhow, antiguas embarcaciones árabes), pues cuenta con extraordinarios arrecifes y aguas transparentes. Algunas especies –ciertos delfines y ballenas– solo pueden verse aquí.

Especialmente recomendables son las playas del Este (Jambiani, en la foto pequeña, y Bwejuu) donde se encuentran las mejores barreras de coral. Para los amantes del senderismo y la naturaleza, la selva de Jozani, hábitat del mono rojo Colobus y declarada Parque Nacional, es un sueño.

Las especias, una de sus principales industrias, da carácter a su exquisita tradición gastronómica con aroma a nuez moscada, cardamomo o pimienta (contrata una excursión organizada desde la capital para explorar toda su variedad).

Diario de viaje
Cómo llegar: la KLM Airlines vuela desde Madrid y Barcelona (escala en Amsterdam) por 970 €. Encontrarás ofertas desde 400 € en edreams.com
Dónde dormir: información y rutas a medida en unmundotanzania.es, con un link para hoteles especiales: 8 noches en el exclusivo Zamani Kempinski Resort por 1.399 €. En www.turismosolidario.es apuestan por el alojamiento sostenible.
Deportes acuáticos: podrás escoger en zanzibarwatersports.com
Date un homenaje: en el Peponi Spa Zanzíbar (rasnungwi. com/peponi_spa).
Visita: la Stone Town, Patrimonio de la Humanidad. Es el centro de la cultura swahili.
Delfines: Para avistarlos, ve a Kizimkazi Dimbani y a Kizimkazi Mkunguni.