10 razones para visitar Irlanda

A menos de tres horas en avión desde la península, Irlanda lo tiene todo para una escapada corta en la que el descubrir ambientes únicos, poblaciones históricas, rincones literarios y, como no, tomarte una pinta en un auténtico pub irlandés. ¿Te apuntas?

Susana Fernández

1. Una tierra fértil. Irlanda explota todo su encanto en otoño: sólo en lo que al color verde se refiere, tiene catalogadas cuarenta tonalidades distintas, una estación mágica para perderse por las calles de la histórica Belfast, de la inspiradora Dublín o de Cork, considerado uno de los lugares más divertidos de la isla Esmeralda.

2. Dublin por el día. Tómate un café en Bewley's, en Grafton Street, la cafetería más antigua de la capital de Irlanda, o en The Church, la iglesia en la que se casó Arthur Guinness y donde Handel solía tocar el órgano, transformada hoy en un bar único.

3. Plan por la noche... No puede faltar un paseo por las calles empedradas de Temple Bar, donde se concentra la animada vida nocturna de la capital de Irlanda y que cada sábado se transforma en tres mercados al aire libre: el agrícola, el mercado de diseño y el de libros.

4. Parada obligatoria... Visita la Guiness Storehouse, donde se puede conocer todo el proceso de fabricación de la famosa cerveza negra, cuyo recorrido termina en su Gravity Bar con una pinta gratis.

5. Conoce el mar irlandés. Muy cerca de Dublín se pueden visitar preciosos pueblos costeros, como Howth, Skerries y Malahide, en la costa norte de Dublín, o Dun Loaghaire, Sandycove y Dalkey en la costa sur del condado.

6. Ruta musical en Belfast. Descubre los lugares en los que crecieron leyendas de la música como David Holmes, Neil Hannon The Ulster Orchestra, Rudi, The Undertones, Ash, Therapy, entre otros muchos. Y si quieres vivir una auténtica ‘inmersión’ musical, la lista de conciertos se puede consultar en www.belfastmusic.org.

7. ¿Eres fan de las Crónicas de Narnia?. Existe una ruta literaria de la que el máximo exponente es C.S. Lewis, autor de ‘Crónicas de Narnia’ y uno de los mayores genios literarios de Irlanda del Norte. Este escritor tiene su propio tour, así que podrás conocer su vida, su obra y las influencias que han marcado el mágico mundo de Narnia.

8. En Cork, toca las campanas. Visita la Torre de la Iglesia de Sta. Anne, cuyas campanas son conocidas como “las mentirosas de cuatro caras”, debido a que sus cuatro relojes casi nunca marcan la misma hora. Puedes hacer repicar estas famosas campanas tras ascender 36 metros hasta lo alto de la torre. ¿La recompensa? Una espectacular vista de la ciudad.

9. English Market. También en Cork, es un mercado construido en el año 1788 que ofrece una excelente muestra de productos locales como queso, aves, carnes, olivas o pescado.

10. Música tradicional, museos y un castillo. En Spailpin Fanac, por la noche se puede disfrutar de música irlandesa tradicional en vivo.Y sin salir de Cork, también puedes visitar la Galería de Arte Lweis Gluksman, declarada “uno de los 1.001 edificios que debes ver antes de morir”. Antes de irte, acércate hasta el Castillo de Blarney, a 10 kilómetros de Cork, en cuya parte superior se encuentra un bloque de piedra que, según la leyenda, concede el don de la elocuencia a todo aquel que la besa.