10 razones para visitar Barcelona

Si todavía no conoces la ciudad Condal, ahí van 10 razones para que elijas Barcelona en tu próxima escapada. Como hotel, te recomendamos el W Barcelona: ideal tanto si viajas con amigas o en plan escapada romántica.

Susana Fernández

1. Tan clásico como cosmopolita e innovador. El Paseo de Gracia es el lugar donde perderse entre templos del diseño como Vinçon, las boutiques de las mejores firmas de moda y las flagship stores de otras tantas marcas.

2. Tras un inspirador paseo por el Barri Gòtic y una cena en alguno de los encantadores restaurantes del Born, da comienzo la ruta noctámbula. Cocktails, música y buen ambiente en los clubs y discotecas más exclusivos del Port Vell.

3. En el panorama musical, Barcelona es sinónimo de festivales tan aclamados como el Primavera Sound (del 25 al 29 de mayo) o Sónar (del 16 al 18 de junio). Las giras de algunos de los artistas y grupos del momento también paran en esta ciudad de conciertos memorables: Rihanna, el 14 de diciembre.

4. Es la hora de comer y, aunque en cada rincón del mapa hay una propuesta culinaria interesante, es muy recomendable probar alguno de los deliciosos japoneses: Shunka, Shibui, Icho, Dos Palillos, el Japonés del Tragaluz… Sus platos son perfectos para compartir entre amigas y sus locales ideales para ver y dejarse ver.

5. La ciudad condal cuenta también con grandes estrenos en teatro y danza. Las apasionadas de las artes escénicas, en verano no se pueden perder el intenso programa del festival GREC (a partir del mes de mayo podrás ver el programa en esta web: http://grec.bcn.cat/es)

6. Los mediodías de primavera y los atardeceres de verano son los mejores momentos para disfrutar al aire libre y tomarle el pulso a la ciudad. Hay terrazas para todos los gustos, aunque son especialmente encantadores los casi 20 chiringuitos por los que desfilar desde la Barceloneta a la Nova Mar Bella. Mención aparte merecen la nueva marina del puerto y la terraza con piscina del W Barcelona.

7. Diseño made in BCN. Ailanto, El Delgado Buil, Custo, Cortana… son sólo algunos de los diseñadores afincados en Barcelona. Vale la pena visitar los talleres de estos reconocidos creadores y descubrir los nuevos talentos locales de la moda recorriendo el Born.

8. Una mañana de brunch entre amigas es lo más para recuperarse del ritmo nocturno y cargarse de energía. Lugares top: el nuevo CorneliaCo en el Eixample, el Bar Lobo y el Dostrece en el Raval, o el Marmalade en Ciutat Vella.

9. Demasiadas cosas que ver y tan poco tiempo. Nada mejor que alquilar unas bicis y recorrer las calles más emblemáticas, bajando las grandes avenidas hasta llegar a la playa. Una vez allí, reponer fuerzas en con unas tapas en la Barceloneta.

10. Para un paréntesis en el frenético ritmo urbano: el Camí de les Aigües. Una excursión por el Parque Natural de Collserola para renovar el oxígeno y hacerse fotos con las vistas de la ciudad de fondo.