Tres supernutrientes para frenar el envejecimiento

Nutrientes para sentirte más joven

1. Fibra para la regularidad

Una dieta rica en fibra estimula los movimientos intestinales y ayuda a eliminar desechos y toxinas, lo que se refleja en la piel, el ánimo, el peso y la energía. Es un nutriente que conviene consumir a cualquier edad pero las mujeres que están cerca de la menopausia deben incluirlo de modo definitivo en su dieta. Para que falte fibra, se debe comer siempre pan, pasta, arroz y cereales integrales (con al menos 3 gr de fibra por ración), tomar legumbres dos veces por semana y un mínimo de 5 raciones de frutas y verduras al día.

2. Omega-3s para el cerebro

Si empiezas a notar que pierdes memoria, pon omega-3 de cadena larga (presente en pescados, mariscos y algas) en tu dieta. Los niveles bajos de ese nutriente se asocian con un mayor riesgo demencia, deterioro intelectual y depresión. Tomar pescado dos veces por semana (salmón salvaje, sardinas, boquerones, caballa…) te aseguran las dosis de omega-3 de cadena larga que el cuerpo necesita.

3. Vitamina B12 para la energía

La capacidad para absorber la vitamina B12 se va reduciendo con los años y las consecuencias son un bajo tono vital. La vitamina B12 está presente solo en alimentos de origen animal (carnes, pescados, lácteos, huevos) y es útil para regular el metabolismo y esencial para el buen funcionamiento del sistema nervioso y el cerebro. Lácteos desnatados, carnes magras, pescados y huevos son buenas fuentes de B12. Los vegetarianos o veganos pueden recurrir a los cereales enriquecidos o bien tomar suplementos de vitamina B12.

Síguele la pista

  • Lo último