Trainspotting

El chico malo de la letras británicas regresa con “Porno” (Anagrama). Tienes 4 razones para leerla.

Ewan McGregor podría repetir personaje en el “Porno” de cine.

1. Es la secuela de una novela de culto

"Porno" recupera a los protagonistas de "Trainspotting", el primer best seller de Irvine Welsh, adaptado al cine por Danny Boyle. Este retrato salvaje de una pandilla de cinco jóvenes británicos y su relación con la droga, el sexo y la violencia fue venerado por la generación de adolescentes de los noventa y alcanzó un enorme éxito en taquilla.

2. Está narrada desde el punto de vista femenino

A diferencia del resto de sus obras, y aunque "Porno" rebose testosterona por los cuatro costados, Welsh da voz a un personaje femenino. Nikki (estudiante de cine de día y trabajadora del sexo por las noches) es uno de los ángulos que escoge para capturar, en primera persona, la marginación callejera. Además, el autor ha confesado que la posición de la mujer en la sociedad le interesa como material literario para novelas futuras. Tomamos buena nota.

3. Retrata la crisis de los cuarenta

Amigos cuarentones que se separan de sus mujeres, empiezan a consumir pornografía y acaban rodando sus propias películas en vídeo doméstico… Welsh admite que este panorama tan desalentador le sirvió de fuente de inspiración: «Mientras iba en metro empecé a pensar en algunos amigos míos que se resisten a aceptar el paso del tiempo y se comportan como unos inmaduros incorregibles. De ahí nació la idea de la novela.» Nuestro consejo: Vive bien ahora para que cuando llegues a esa edad puedas decir dignamente: «Crisis, ¿qué, crisis?»

4. También la verás en el cine

Danny Boyle ya se ha puesto manos a la obra para llevar "Porno" a la gran pantalla, y con los mismos personajes de "Trainspotting". La tarea no está resultando nada fácil, porque hay que reunir otra vez a todos los actores y ampliar el protagonismo de Mark Renton, que tiene un papel secundario en la novela y que en la película fue interpretado por Ewan McGregor. Por suerte, el escritor ya ha cedido sus derechos y ha preferido mantenerse al margen para no tener que embarcarse en el proyecto. Por si las moscas.

Síguele la pista

  • Lo último