El TOP FIVE de un vientre plano (y los abdominales están en el último lugar)

Rosie Huntington, vientre plano

1. Comer proteínas entre las 15.00 y las 16.00 horas

Las comidas ricas en proteína deben ingerirse en lo que muchos nutricionistas llaman “la hora mágica”. Esto es entre las 15.00 y las 16.00 horas. En teoría nunca debemos dejar de comer en esa hora porque es un momento clave para estimular el metabolismo y equilibrar el nivel de azúcar en la sangre. Mientras más bajo sea el nivel de azúcar en la sangre más baja mantendrás la insulina, y más grasa almacenarás en torno al abdomen. No es buena idea dejar pasar cinco o seis horas entre cada comida, pero si lo vas a hacer que no sea entre las 15.00 y las 16.00 horas del día.

2. Masticar mucho, mucho la comida

Masticar es clave para mantener el vientre plano y prevenir las flatulencias. La digestión empieza en la boca, así que haz tu parte, masticar, lo mejor que puedas. Mientras más fácil le dejes la digestión al estómago menos gases y ácidos se segregarán durante el proceso.

3. Usar sal marina y natural

La sal es la responsable de un abdomen hinchado. Si usas una versión natural, baja en sodio notarás rápidamente la diferencia. Presta atención a la salsa de soja porque suele ser muy salada y causar flatulencias.

4. Di adiós al azúcar

Pero adiós de verdad, intenta no consumir nada. Así la insulina se mantendrá en un nivel adecuado y el glucagón se elevará, esta circunstancia te ayudará a mantener el vientre liso.

Síguele la pista

  • Lo último