Sé infiel y mira con quién

Seguro que conoces a alguien que ha utilizado alguna web de contactos para encontrar pareja. Lo que quizá desconozcas es que se han instalado en España portales de contactos dirigidos a personas casadas o con pareja que buscan una aventura.

Lúa Fernández

Las primeras páginas de este tipo surgieron hace diez años en Norteamérica, como respuesta a un hueco detectado en el mercado de las páginas de citas convencionales: muchos usuarios registrados en ellas (en torno al 30%) eran, en realidad, personas casadas en busca de una infidelidad. En los dos últimos años se han instalado en España más de veinte webs de este tipo.

¿Cómo funcionan?
De forma parecida a la de otras redes sociales: se hace un perfil y a través de él se puede contactar con otros usuarios sin revelar la verdadera identidad. En la mayoría, hay una serie de servicios básicos gratuitos. Suele ser gratuito registrarse, visitar el perfil de otros usuarios y recibir mensajes, pero para poder contestarlos o contactar con alguno de ellos se debe pagar una cuota. Otras, como Romance Secreto, en cambio, apuestan por una financiación por publicidad o visitas online.

La clave: anonimato y discreción
En opinión de Carla Couto, portavoz de Second Love, es justo la privacidad de internet la que ha dado el espaldarazo definitivo a las webs de contactos… y a las de infidelidad. «En internet puedes conocer personas con total discreción. Ser infiel con alguien del trabajo o un amigo implicaría más riesgos.» De hecho, el anonimato es la piedra angular de estas páginas y un auténtico mantra para todas ellas. Los usuarios no solo pueden determinar el grado de privacidad de su perfil permitiendo el acceso únicamente a los miembros en los que confían, sino que lo habitual es que sea la propia web la que ofrezca sus correos y chats para no utilizar nunca datos que pudieran identificar al usuario. Webs como Ashley Madison, incluso, garantizan la completa eliminación de la información personal cuando el usuario se da de baja.

La polémica
La aparición de estas páginas ha venido acompañada por las críticas de algunos sectores que las acusan de promover la infidelidad. Los promotores se defienden esgrimiendo que la infidelidad ha existido siempre y que ellos solo proporcionan un marco donde serlo de una manera secreta. «Está comprobado que la mayoría de la gente ha sido infiel alguna vez en su vida. No creo que estas webs estimulen nada. Se puede entrar en ellas para curiosear, pero los que entran de forma habitual ya han decidido ser infieles», señala Alicia Gallotti, de Victoria Milan España.

Top seis
Ashley Madison. www.ashleymadison.com
Second Love. www.secondlove.es
Victoria Milan. www.victoriamilan.es
Romance Secreto. www.romancesecreto.com
C-Date. www.c-date.com
Glede. es.gledeen.com