Mentalízate y cambia de trabajo

Lo principal es que sepas analizar tu el origen del problema, para después, con una actitud positiva, imaginar que encuentras un nuevo trabajo. Sigue estos consejos de la life trainer, Anne Astilleros.

Marta Flores

El origen del problema
Los problemas del trabajo también tienen relación con la figura paterna. Habitualmente, se dan tres situaciones que impiden que atraigamos algo mejor.
1. Si hemos tenido un padre exigente e insatisfecho, cuando nos enfrentemos a un cambio de puesto sentiremos miedo a no hacerlo bien.
2. Si nuestro padre ha sido exitoso a nivel profesional, por miedo a superarle y ‘no respetarle’, frenaremos nuestro propio éxito. Inconscientemente, creemos que pondríamos en peligro su amor.
3. Si, por el contrario, él ha fracasado o no ha tenido el éxito que esperaba, nos sabotearemos para no superarlo, por temor a desvalorizarlo y perder su afecto.

El obstáculo más frecuente
Dado que el grado de autoexigencia es tan elevado, resulta muy difícil aceptar que se pueda necesitar ayuda. Pero obsesionarse por pasar este trance solos, sin pedir ayuda, es un tremendo error, ya que el miedo aumenta y el individuo se aísla aún más. Otro gran obstáculo social es el temor a no sentirnos apoyados por nuestros familiares cercanos y amigos, que pueden restarnos valor o incluso ridiculizarnos. Por ejemplo, oímos continuamente consejos del tipo «es mejor ir a lo seguro que arriesgarse por lo desconocido», «hay que conformarse con lo que hay», o bien «las mujeres no deben aspirar tan alto; eso es cosa de hombres».

El consejo de la experta
«En lugar de imaginar todo lo malo que te podría pasar, enfócate y pon todo tu empeño en los cambios que quieres realizar. Elige tú, que no lo hagan los demás por ti. Apuesta por tus talentos, apoya tu personalidad y pide ayuda.»

Ejercicios para atraer
Coge un folio y escribe: «Soy creativa.» Haz una lista de los aspectos en los que crees que eres creativa en tu profesión. ¿Los estás poniendo ya en práctica?
la afirmación que funciona. Si te gusta tu profesión pero quieres cambiar de puesto de trabajo: «Atraigo mi nuevo puesto de trabajo ideal.» Si no te gusta tu profesión: «Estoy dispuesta a descubrir mi profesión ideal.»