La tercera edad está de moda

Mientras muchas se empeñan en declararle la guerra al inevitable paso del tiempo a base de bisturí, botox y photoshop, otras sacan partido a sus arrugas y a sus canas para demostrar que la belleza, la elegancia y el estilo no tienen edad.

C. Ávila | woman.es

Las firmas y los diseñadores se han dado cuenta y no tienen reparos en elegir para sus campañas a modelos que superan de largo la edad de jubilación.

Carmen Dell’Orefice. Tiene 84 años y lleva casi 70 de carrera como modelo. ha desfilado para Missoni, Yves Saint Laurent, Tierry Mugler, Stephane Roland… Ha posado para los más grandes fotógrafos (Richard Avedon, Irving Penn…) y ha sido imagen de firmas legendarias como Chanel nº 5 y Rolex. Su curriculum da vértigo y su prestigio no tiene fronteras. Una prueba: el pasado mes de febrero protagonizó su última portada, la de la revista L’Officiel de Azarbaiyán. ¿Jubilarse? Lo ha intentado tres veces, pero siempre ha terminado por volver al trabajo.

Daphne Selfe. Tiene 86 años y aunque empezó a trabajar como modelo a los 20 (faceta que combinó con otras como el cine y la danza) fue después de cumplidos los 70 cuando su carrera como maniquí pegó el gran pelotazo y su agenda está repleta como nunca antes. Se atreve con todos: ha protagonizado las campañas de Olay, Nivea o Dolce Gabbana, pero tampoco le echó para atrás participar en el videoclip del tema “Queenie eye” de Paul McCartney junto a Johnny Depp, Lily Cole, Meryl Streep y Jude Law.

Jacky O’Shaughnessy. Su debut en la moda (con 62) fue toda una declaración de intenciones: ¡Ser sexy no tiene edad! American Appareil la eligió como imagen de su línea de ropa interior y armada con una sugerente lencería de encaje, con su larga melena plateada suelta y adoptando las poses más desenfadadas dio sus primeros pasos en la profesión.

Jacquie Murdock. Soñaba con ser modelo, con desfilar en París o convertirse en la nueva Josephine Baker. Finalmente desarrolló toda su carrera profesional como bailarina en el Teatro Apolo de Harlem (Nueva York). Quién le iba a decir que cumpliría su sueño con 82 años (y 10 nietos) cuando Lanvin la escogió para una de sus campañas. “Nunca podría comprar el vestido que usé para la foto, cuesta 8.000 dólares. Lo compró Kim Kardashian”, declaraba con humor.

Linda Rodin. Fanática de Instagram y de las redes sociales, es una auténtica it girl de 66 años. Antigua estilista de celebrities de primera fila (como Adriana Lima y Halle Berry) y editora de moda en Harper’s Bazaar en los 80′s es hoy un referente de estilo para varias generaciones. Esta es una de sus frases célebres: “Si tienes 26 años, ya eres viejo en la industria de la moda, así que, ¿cuál es la diferencia de tener 66?”. Ninguna, debieron pensar las famosas hermanas Olsen que la ficharon para la campaña publicitaria de su firma, The Row.