GTRES

La respuesta inteligente de una mujer a la que llamaron gorda

Araceli Ocaña | Woman.es

Te interesa:

· Tara Lynn: "Si eres grande, no tienes por qué querer parecer delgada."

· #PlusSizePlease, el movimiento para pedir más tallas en las tiendas.

· 6 modelos de tallas grandes a las que seguir la pista.

No suele ser habitual (por suerte, la Humanidad aún es lo suficientemente educada) pero en ocasiones algunas personas tienen que sufrir algún tipo de humillación por parte de desconocidos.

Lindsey Swift es una joven inglesa que entrenaba con su novio y cuyo "delito" fue hacerlo a pesar de tener sobrepeso. Eso molestó a alguien que la vio por la calle y decidió llamarla "gorda" a modo de insulto. Lindsey se contuvo y se guardó su respuesta para, finalmente, publicarla en su perfil de Facebook.

Una venganza tan inteligente que ya se ha compartido más de 16.000 veces en esta red social y que es todo un mensaje inspirador para aquellos que sufren acoso de algún tipo: el problema es, siempre, del otro.

"Una carta abierta al idiota que pensó que estaba bien molestarme con bromas sobre gordos mientras corría ayer.

Tu comentario fue una clara muestra tanto de tus ingeniosos comentarios como una proeza de comedia observacional. Soy, de hecho, una chica grande y soy, de hecho, preciosa. Gracias por darte cuenta. No estoy segura de a quién le estabas diciendo que estoy gorda, claramente tienes ojos, y las otras únicas personas presentes éramos mi novio y yo. Te aseguro que a pesar de tu preocupación, tengo un espejo, y mi novio ha visto mi cuerpo gordo ya que también tiene ojos. No se lo digas a nadie pero creo que quizá a él le guste.

Normalmente no suelo militar con estas cosas, los idiotas son idiotas. En cualquier caso, intuyo por qué comentarios como este podrían hacer que una persona menos segura de sí misma que yo dejase de correr, y eso es vergonzoso. Todos empezamos por algo.

Déjame dejar una cosa muy clara: no me avergüenzo de mi cuerpo. Eso nunca me ha impedido hacer lo que quiero. Mi cuerpo gordo ha hecho cosas que tú, asomado por la ventanilla de tu furgoneta blanca, todo un imán para las nenas, jamás podrías soñar. Mi cuerpo gordo ha nadado en aguas transparentes de Tailandia de las que tú probablemente solo has visto en la televisión. Ha vivido en países que no podrías siquiera soñar con visitar y ha sido parte de culturas que tú eres tan limitado de mente como para apreciar. Mis piernas gordas han escalado montañas en más de una ocasión. Mi gordo cerebro habla idiomas que tú probablemente no veas motivos para aprender, que es por lo que pasas el tiempo asomándote por la ventanilla de furgonetas dado que no tienes nada mejor con lo que ocuparlo.

Recientemente tomé la decisión de ponerme en forma ya que pensé que sería algo divertido y bueno para mi salud. No es que tenga que justificarme ante ti, pero tengo un objetivo de correr 10 kilómetros y lo conseguiré. Soy seis kilos más ligera de lo que era y puedo hacer un montón de cosas que no podía hacer antes. Me desconcierta que alguien pueda intentar desalentar ese tipo de esfuerzo. Perdona si mis suposiciones sobre ti son erróneas, pero solo tengo tus acciones para hacerlo. Si mi culo corriendo (bastante lento, debería añadir, estaba destrozada) te ofende y estropea tu viaje, intenta conducir con tus ojos cerrados hacia un poste.

Pero, ahora en serio, ahora que he escrito esto, lo siento por ti. Tu comportamiento no es normal, y tus modales dejan mucho que desear. Y lo que es más importante, te perdono. Allá va mi deseo de que cualquiera con un objetivo, gordo o delgado, no se vea afectado por cosas como estas. Sé que conmigo no ha pasado.

Arregla tu cerebro antes de abrir la boca.

Lindsey."

An open letter to the idiot who thought it was ok to heckle me with fat jokes on my run yesterday,Your comment was a...

Posted by Lindsey Swift on Friday, August 7, 2015