Día Internacional de la Mujer. ¿Celebrarlo o no celebrarlo?

Garbiñe Continente | Woman.es

Esa es la cuestión: celebrar o no celebrar. Mientras nos atiborran a datos devastadores en violencia de género, desigualdades en desempleo, salario, diferencias a la hora de ocupar cargos públicos y políticos importantes... Aparecen nuevos datos, de esos que no nos esperamos, que no salen en las noticias. Datos que indican que el progreso en la igualdad de género es evidente, pero no suficiente. Aparecen también celebrities y mujeres influyentes que luchan a favor del feminismo, campañas que mueven masas en Hollywood y una infinidad de plataformas.

El Día Internacional de la Mujer Trabajadora se celebró, por primera vez, el 11 de marzo de 1911, con motivo de reivindicar el derecho a voto, a ocupar cargos públicos; el derecho al trabajo, a la formación profesional y a la no discriminación laboral. Los progresos obtenidos desde entonces, gracias a la lucha de mujeres y hombres, son indiscutibles. Sin embargo, cien años después, la diferencia salarial entre hombres y mujeres en España es de un 19,3%, según la agencia estadística Eurostat; solo el 5% de los puestos directivos en nuestro país están ocupados por mujeres y, en cuanto a cargos públicos importantes, las diferencias están a la vista: de los 13 ministerios vigentes en España, solo cuatro son ocupados por mujeres y el puesto de la presidencia del gobierno nunca ha sido de una mujer.

Aun así, la mejoría de los datos en el último siglo, es algo que cabe destacar. Pese a que en muchos aspectos los datos son desfavorables, no han sido pocos los progresos de la mujer en todos los ámbitos. Por ejemplo, la presencia de mujeres en los consejos de administración de IBEX ha aumentado en un 2,5% en este 2015 y, según el informe PISA en cuanto al rendimiento académico, las chicas logran un mayor rendimiento pese a su inseguridad en algunas materias. Como consecuencia, el 61% de los titulados universitarios son mujeres.

Pero no todo son cifras, los hechos también importan. La nueva era de celebrities está especialmente concienciada con la lucha por la igualdad de género. Una nueva generación de caras conocidas que han dejado de lado la apariencia, los escotes y vestidos bonitos y el mantenerse calladas mientras ellos hablan de su trabajo y ellas, de su aspecto físico. Claro ejemplo de esto es el reciente movimiento que se organizó con motivo de la última edición de los Oscars, donde actrices del panorama internacional se revelaban contra la ignorancia de su trabajo al llegar a la alfombra roja, donde se les preguntaba, únicamente, por el modelo que lucían para la ocasión. Bajo el lema #AskHerMore, la actriz Amy Poehler y la comunidad Smart Girls comenzaban una lucha que se hizo eco en todo el mundo, hartas de ser preguntadas siempre por sus estilismos y no por los papeles que interpretaban en las películas. A este movimiento se unieron, posteriormente, otras actrices de renombre como Emma Stone, Reese Witherspoon o Laura Dern.

Otro ejemplo destacable en este ámbito es el papel que juega Emma Watson en la lucha por la igualdad de género. Con su rompedora campaña He For She, se está haciendo un hueco entre el elenco de mujeres más influyentes de Estados Unidos. Tras conmover con su discurso por la igualdad en las Naciones Unidas, esta semana nos sorprendía con un vídeo en su cuenta de Facebook anunciando que, con motivo del Día Internacional de la Mujer, ofrecería una sesión de preguntas y respuestas en vivo. A esta campaña He For She se han unido personajes como Harry Styles, Alejandro Amenábar o Russell Crowe.

Beyoncé o Cate Blanchet son otras de las famosas que se han revelado contra el sexismo en actos públicos. Pero no todo son mujeres, entra la nueva generación de actores feministas y orgullosos de Hollywood destacan algunos nombres como Matt Damon, Ashton Kutcher o, el hombre más deseado del momento, Ryan Gosling.

Son innumerables las personas y campañas que aparecen, cada día, en contra del machismo. Lena Dunham, creadora, directora y protagonista de la serie 'Girls', es uno de los máximos exponentes del feminismo actual a nivel internacional. La jovencísima y natural actriz, emprende una lucha a favor de los derechos de la mujer, a raíz de la cual ha escrito un libro 'Not that kind of girl' y, cuyos valores, transmite a través de su propia serie. Pero no solo en el mundo del cine, el 'káiser' de la moda, Karl Lagerfeld, dedicó su desfile del pasado año en París al feminismo y la lucha contra la desigualdad, en el que participaron las tops más deseadas, como Cara Delevingne o Giselle Bündchen.

La lucha actual por la igualdad y en contra del sexismo es evidente y, sin duda, motivo de celebración. Sin embargo, esa desigualdad es tanto o más evidente que los movimientos para combatirla. El próximo domingo es, a nivel internacional, el Día de la Mujer. Un día que, por sí mismo, crea polémica en cada rincón del planeta. Esa es la cuestión: celebrar o no celebrar.