BMW X3

Descubre el polifacético BMW X3, todo un súperventas que igual te lleva al cole de los niños que a tu estación de esquí.

Motor Zeta

Si esperas que la nueva versión del modelo X3 sea muy distinta de la anterior, te llevarás un chasco. BMW ha sido muy conservador a la hora de remodelar todo un superventas. Si una fórmula funciona... ¡para que arriesgar!

Además de los paragolpes, faros, pilotos y lavafaros de nuevo diseño, los cambios por fuera son muy sutiles, aunque le dan un aspecto más robusto. En cambio, sí que ha mejorado la estabilidad: el nuevo sistema de tracción, denominado X-Drive, actúa con mayor rapidez y se combina con el control de estabilidad con el fin de corregir la trayectoria del vehículo en caso de detectarse alguna pérdida de tracción. Al igual que otros vehículos 4x4 de recreo, el X3 no lleva reductoras ni diferenciales bloqueables, ya que no es un todoterreno para atravesar terrenos muy duros, aunque se defiende bien en el campo. Además, su comportamiento en carretera es impecable y se parece más a una berlina BMW de la Serie 5 que a un 4x4.

Entre los motores de este modelo, la estrella es el nuevo propulsor turbodiésel de tres litros con una potencia de 286 caballos: un misil para las que piden sensaciones fuertes. También se vende con cuatro motores de gasolina y dos turbodiésel más, todos con un excelente rendimiento. Por su tamaño, prestaciones y refinamiento es el 4x4 ideal para salir de excursión al campo, llevar a los niños al colegio o acceder a cualquier estación de esquí sin ningún problema.