Actitudes

Para qué sirve un blog.

OLGA BOLUDA

El fenómeno blog nació a finales de los 90. Hoy, cada segundo se crea una nueva bitácora en la red y, aunque un 40% de ellas se extinguen por no renovarlas, seguimos hablando de cifras millonarias: en 2007 superaban los 70 millones. Su éxito se mide por su capacidad de crear opinión, y ello seduce a famosos y anónimos. Cantantes, deportistas, políticos… todos quieren tener línea directa con sus seguidores en primera persona. Si bien es cierto que bastantes ofrecen información práctica, interesante y tiene un cierto atractivo consultar el blog de ‘famosos con profesión’, también lo es que la mayoría no se actualizan con la asiduidad necesaria, o acaban relegando estas cuestiones a un ‘cibernegro’ que lo convierte en una extensión más de la maquinaria promocional. Hay blogs para todos los gustos: corrosivos, prácticos, solidarios, fantasiosos, aburridos… Está clara la función de los que tienen finalidades comerciales, promocionales o divulgativas pero, ¿qué espera alguien anónimo al crear su blog? Algunos curiosos: www.weblogssl.com (con vocación comercial); www.blogestudio.com (los diseñan); de famosos: www.everythingtarantino.com o el ácido e irreverente www.perezhilton.com.
MI EXPERIENCIA
Bibiana Aído, Ministra de Igualdad
«Para muchas personas la red constituye su principal fuente de información y las nuevas tecnologías se han convertido en una herramienta muy útil para establecer vías de comunicación y participación con los principales usuarios de la red, el público más joven. Un blog propio es una manera de interactuar con la ciudadanía, un contacto directo y ágil que de otra forma sería imposible realizar. Recibo comentarios interesantes y los temas que se plantean sirven también para saber lo que más preocupa. Me resulta difícil actualizarlo todo lo que me gustaría, pero no quiero perder ese vínculo con la sociedad.» Su blog: www.bibianaaido.wordpress.com