1. Duerme bien «La mujer de esta generación duerme poco y mal y la falta de sueño es uno de sus sufrimientos. Para conciliar el sueño en profundidad conviene desconectar de las obligaciones del día por lo menos una hora antes de acostarse. Es bueno tener un horario regular para dormir y hacerlo las horas necesarias. Además, no dudes en bostezar: es un síntoma de cansancio, pero también reequilibra el sistema nervioso.»2. Actívate: hay que moverse«No es necesario un entrenamiento intenso de gimnasio. Es suficiente con caminar durante 30 minutos, cinco o seis veces a la semana. Aunque estés muy cansada, cuando termines te sentirás mejor. Moverse reactiva la energía y es también un ejercicio antidepresivo.»3. Aprende a respirar«Concentrarse en la respiración abdominal ayuda a liberar tensiones excesivas: se inspira profundamente por la nariz durante 5 segundos, luego se espira también durante 5 segundos. No es una tontería: basta con utilizar esta técnica durante 5 minutos, dos veces al día, para percibir el estado de relajación.»

¡Acaba con la fatiga!

"Tienes cara de cansada", ¿te suena? Lógico, si formas parte de esa legión de mujeres que abarcan (con éxito) ser madre, trabajadora, amiga y pareja. Sigue estas 5 fórmulas para reavivar energías. ¡Apunta!

Marta Bonilla

"Tienes cara de cansada", ¿te suena? Lógico, si formas parte de esa legión de mujeres que abarcan (con éxito) ser madre, trabajadora, amiga y pareja. Sigue estas 5 fórmulas para reavivar energías. ¡Apunta!