¿Un pecho firme sin cirugía?

El pecho es una de las regiones más díficiles de mantener "en forma". Para acabar con la piel flácida y la distensión de los ligamentos, desde Corporal M+C proponen un doble tratamiento para conseguir un pecho firme y bonito.

Susana Fernández

Estre tratamiento incluye dos métodos combinados:

Radiofrecuencia. Calienta el interior de los tejidos hasta los 55º y sirve para estimular la liberación de proteínas, que son las responsables de generar nuevo colágeno. De este modo conseguimos mejorar la tensión de la piel y promover una mayor sujección. Además, esa regeneración redunda en la mejora de las estrías. La radiofrecuencia no se aplica sobre la glándula (sería peligroso), sino que se actúa en los alrededores de la región. ¿Efectos conseguidos? Re-tensado de la piel y mejora de la apariencia de las estrías.

Corrientes moldeadoras. A través de distintos tipos de corrientes interferenciales se actuá sobre la musculatura emulando la acción del ejercicio físico. ¿Cómo? Haciendo que dichos músculos se ‘movilicen’ a través de corrientes controladas que promueven la tensión-distensión de forma muy rápida. Una ‘gimnasia pasiva’ ideal para mejorar la falta de tono muscular en los ligamentos pectorales. En esta técnica es importante la forma como se coloquen los electrodos, pues sólo si se aplican de forma precisa, la estimulación resulta 100% efectiva. Los efectos de la electroestimulación a nivel del pecho consiguen cierto efecto “push up”, de elevación.

¿Para quién está dirigido el tratamiento?
Es adecuado en casos de ligero descolgamiento acompañado de envejecimiento de la piel y estrías moderadas.

No resulta apto...
En aquellos casos en que los senos presentan un muy notable efecto ‘vaciado’ debido a pérdidas de peso muy rápidas o tras embarazos, lactancia materna... Casos en los que el recurso a prótesis quirúrgicas suele ser la solución más óptima.

Tiempos y sesiones
El tratamiento es personalizado y se realiza tras un diagnóstico corporal completo que incluye ecografía de la zona (para determinar si existen contraindicaciones con respecto la aplicación de la radiofrecuencia). No obstante, de media, lo más habitual es un mínimo de 10-12 sesiones de electroterapia (2 por semana) como tratamiento de choque muscular, combinadas con 6 sesiones de radiofrecuencia (espaciadas 1 mes entre ellas).

Resultados: visibles a partir del primer mes.

Precio: Electroterapia interferencial: 75 € / sesión (675 €, el bono de 10 sesiones). Radiofrecuencia: 1.200 € aprox./ bono 6 sesiones.

Dónde: Clínica Corporal M+C
Avda. Concha Espina, 57,2º dcha. Madrid Tel.: 91 563 60 77. www.corporalmc.com