Presume de piernas

Sácales partido, todavía estás a tiempo. Aunque a estas alturas de la temporada no hay tiempo de que el ejercicio o los tratamientos estéticos surtan efecto, hay masajes, buenas costumbres, cuidados... que te ayudarán a lucirlas estupendas con shorts y biquinis.

Marta Bonilla y Myriam Serrano

Hidratación extra
Durante esta época del año, el calor no solo acentúa la pesadez y la mala circulación sino que el sol activa el mecanismo de defensa natural de la piel que hace que engrose su capa córnea, volviéndola más áspera y menos atractiva. Así que para devolverle todo su esplendor, exfóliala dos o tres veces por semana y prueba este consejo de la esteticista Concha Vela: «Aplica una capa gruesa de crema nutritiva y envuélvelas, por lo menos hasta la rodilla, con papel film de plástico durante media hora. No es broma: el efecto oclusivo multiplica la hidratación.»

5 consejos para que el calor no les afecte...
«El calor tiene un efecto vasodilatador sobre las venas, lo que puede provocar pesadez, calambres, hormigueos o hinchazón, sobre todo a mujeres con problemas de circulación», afirman los doctores Lisbona y Puncernau, de la Unidad de Cirugía Láser de Varices del Centro Médico Teknon, en Barcelona.
Este es su plan antipesadez:

1 Agua fría y geles. «Para los días más calurosos, la mejor solución es una ducha de agua fría, alternada con chorros de agua tibia. Después, realiza un masaje desde el pie hacia el muslo para hidratar y calmar. Hazlo un par de veces al día, con un gel de aloe vera (guárdalo en el frigorífico).»
2 Muévete y elévalas. «Evita permanecer de pie o sentada con las piernas bajas por tiempos prolongados. Busca cualquier excusa para levantarte y estirar las piernas o cambiar de postura y dar cortos paseos. Descansa con las piernas elevadas y haz ejercicios con ellas alzadas.»
3 ¡Hidrátate! «Beber dos litros de agua al día y una dieta rica en fibras y verduras es otro de los secretos para evitar la retención de líquidos y facilitar la circulación. Procura cocinar con poca sal y modera condimentos, especias, fritos o picantes.»
4 Huye del exceso de sol. «No expongas las piernas al sol u otro foco de calor durante mucho tiempo. Utiliza pareos, faldas largas de lino o tejidos frescos y ligeros.» Y por supuesto, utiliza protector solar, que debes aplicar sin olvidarte ningún rincón ni pliegue.
5 Ejercicios en el agua. «Una de las mejores formas de aprovechar los días de playa es pasear por la orilla con las piernas dentro del agua. Ve parando y ejercitando las piernas, poniéndote de puntillas repetidas veces, y al contrario, apoyando los talones y elevando el antepié, para mantenerlas en forma y ayudar a estimular la circulación.» (Más info: Unidad de Cirugía Láser Teknon: 933 933 121).