Dos nutricionistas responden a las preguntas sobre el riesgo de la carne procesada

Tras  hablar con los nutricionistas, averiguamos que la clave es encontrar un equilibrio para comer sano y de todo. 

Aida Ortega | Woman.es

Las alertas saltaban y varias publicaciones de todo el mundo anunciaban que la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), un organismo dependiente de la OMS, afirmaba que la carne procesada aumentaba en un 18% el riesgo de padecer cáncer colorrectal.

Así que negándonos a lo que parecía evidente, comenzamos a analizar información para ver hasta donde llegaba el asunto. ¿Tendríamos que dejar de comer carne? ¿Los efectos son irreversibles? Y así varias fueron las dudas que nos surgieron.

Álvaro Sánchez, nutricionista de Medicadiet, nos responde. “Este estudio solo corrobora lo que ya decían nuestras guías nutricionales, que hay que limitar su consumo a 1-2 tomas a la semana de carnes rojas, y las procesadas más ocasionalmente, puesto que un consumo excesivo puede tener efectos perjudiciales sobre la salud, no solo sobre su relación con algunos tipos de cáncer, si no por el aumento del riesgo cardiovascular que pueden producir” afirma Álvaro, y continúa: "es muy importante recalcar que a lo que la OMS se refiere es que el consumo de carnes rojas y sobretodo de carnes procesadas aumenta el riesgo, pero no determina la aparición de cáncer”.

Rocío Maraver, Dietista y Nutricionista del blog ‘Mamá quiero ser nutricionista’, sugiere no alarmarse en exceso por el estudio. Aconseja limitar el consumo de carne pero, “cabe destacar que la carne roja no deja de ser un alimento de primera calidad con un alto valor nutritivo, y aunque haya que moderar su consumo, se puede incluir en una dieta equilibrada sin ningún problema.”

¿Y si dejáramos de tomar carne? Tanto Álvaro como Rocío inciden en los nutrientes esenciales de la carne, por lo que les preguntamos si otros alimentos podrían aportarnos lo mismo. El huevo o el pescado nos darían minerales y vitaminas similares, y los frutos secos se convierten en un complemento idóneo.

En los últimos años, hemos visto como la carne ha entrado también en el mercado ecológico, ambos coinciden en que las recomendaciones no hacen distinción entre unas y otras.

Entonces, ¿podríamos encontrar la carne en una dieta rica y saludable? “Se pueden optar por opciones más convenientes, como elegir carnes blancas en lugar de carnes rojas, optar por carnes frescas de consumo local en lugar de carnes procesadas” comenta Rocío.

Álvaro apuesta por la Dieta Mediterránea, y afirma, “es una dieta que se basa en un consumo elevado de frutas, verduras, aceite de oliva, cereales integrales, legumbres y pescado” añadiendo “y un consumo moderado de carne”.

TWITTER

Varios han sido los movimientos que aparecieron tras la publicación, las redes sociales comenzaron a hacerse eco de la noticia y pedían la libertad de las carnes procesadas con el hastag #freebacon. Porque mientras unos se alarmaban, otros preferían tomárselo con humor.

Tras el caos parece que la clave no están dejar de comer ciertos alimentos, si no en encontrar el equilibrio entre todos ellos. Y ante la duda, los nutricionistas siempre estarán dispuestos a responder cualquier pregunta.