Marca cintura...

Estamos preparando un plan de 5 semanas para que luzcas tipazo este verano. O, si no llegas a tiempo, este otoño. La "Semana 3" atacamos la cintura. ¿La buena noticia? La grasa situada en esta zona es muy sensible a la dieta y ejercicio y mejora rápido.

Marta Bonilla

Alterna actividades. «Los músculos se adaptan a los ejercicios. Por eso, hay que hacer todos los días movimientos diferentes», asegura Tracy Anderson (www.tracyandersonconnect.com). TRX, lo último en fitness. Es un entrenamiento en suspensión, creado por los marines norteamericanos. «Consiste en la realización de movimientos en el aire, sujeta por unas cinchas de náilon. Fortalece la zona central –abdomen y espalda–, con la que conservamos el equilibrio», dice Toni Palacios, entrenador personal de O2 Centro Wellness.
No abuses de la lechuga ni de las verduras crudas creyendo que es un gesto saludable: no engorda pero hincha la tripa.
El tratamiento: Thermage CPT. Es la última radiofrecuencia para reafirmar la piel, que se ha convertido en uno de los novedades médico-estéticas más demandadas en EEUU. Más potente que la que existía, calienta la piel hasta unos 4 mm de profundidad y provoca una contracción inmediata, por lo que combate la flacidez del abdomen y reduce el perímetro de la cintura. En una sesión se obtienen resultados, que mejoran en progresivamente en 6 meses. También es eficaz en zonas difíciles como el interior de muslos, rodillas y brazos. Precio: De 1.000 a 2.000 €, según las zonas. Dr. Pedro Jaén. Tel. 914 317 861.
Para perezosas. Prueba la electroestimulación o gimnasia pasiva, que utiliza la corriente eléctrica para provocar contracciones musculares mediante unos parches que se colocan ‘estratégicamente’ en el cuerpo. En casa, tienes la versión de Slendertone (130 €).

¡Entrenamiento en la playa!
En la orilla o dentro del agua, practicar ejercicio en la playa tonifica y quema más calorías que en tierra firme o piscina.
1. Nadar con las aletas en pies y manos, ayuda a reafirmar los músculos. No solo por la resistencia que opone el agua al movimiento sino porque el alto contenido en yodo del agua de mar, estimula la glándula tiroides que quema más calorías.
2. Corre por la orilla. Exige un esfuerzo mayor que hacerlo en suelo firme porque el cuerpo cuesta más moverse sobre un terreno inestable.
3. Corre dentro del agua. Si el agua te llega por las rodillas, trabajas cuádriceps y gemelos. Si te llega a la altura de medio cuerpo, ejercitas además abdominales y cintura.