Mamá & Bebé, Gimnasia a dúo.

Estimula a tu hijo mientras te pones en forma. Éstas son las técnicas más novedosas para cuidarte y mimarle.

Ana Barrera

Masaje shantala
En la India se practica a bebés recién nacidos, apoyando su cuerpo so-bre las piernas de la madre y utilizando un aceite vegetal tibio. En Occidente, este tipo de técnicas ganan adeptas por sus efectos tranquilizantes y beneficiosos para la salud de ambos. Cuando hayas aprendido a realizar el masaje, es recomendable que lo lleves a cabo siempre en un momento concreto (por ejemplo, antes del baño). Re-pítelo a menudo para que el niño lo entienda como un ritual.
¿POR QUÉ? Regula el sistema digestivo, ayuda a eliminar los molestos gases, fortalece los órganos internos, normaliza las funciones respiratorias y circulatorias, estimula el sistema inmunológico, ayuda a conciliar el sueño y aporta sensación de protección.
Pistas: En el centro de belleza Beautytime lo practican. Tel. 93 268 15 89. Con-sulta el libro "El Masaje de los niños", de P. Walker. RBA Integral/Grandes Obras.
Tabla de ejercicios
El lugar más adecuado para practicar gimnasia junto a tu bebé es el suelo. Además de ejercitarle sus pequeños músculos con movimientos suaves y controlados, tú podrás también realizar estiramientos o técnicas de en-durecimiento mientras disfrutas de tu hijo. En los primeros 6 meses, mejorará la fuerza mus-cular, la atención visual y el control cefálico. Entre los 6 y los 12 meses, en la época del pregateo, se estimulará el control postural, ya que el niño se inicia en una etapa exploradora que le llevará a mover su cuerpo. Es bueno acompañar estos movimientos con can-ciones y juegos para que los asocie a estímulos positivos. Se puede finalizar la sesión con un masaje relajante. Él se divertirá.
¿Por qué?
Estimula el contacto y los reflejos, trabaja la musculatura, la coordinación y el control postural según la edad.
Pistas: Gimnasia, movimiento y masajes en Debebé. Tel. 91 747 48 92. Madrid. www.debebe.net
Yoga relacional
Esta técnica es buena para recuperar la forma física tras el parto, haciendo hincapié en la respiración y en la toma de conciencia de la madre ante su nueva situación vital. Ayuda a afrontar esta etapa con calma y buena capacidad para disfrutarla. Cuando el bebé todavía no gatea puedes colocarlo junto a ti cuando hagas los ejercicios. Gozarás de su presencia mientras él observa tus posturas. Se produce entonces una estimulación temprana en el niño, pues empezará a ser consciente de su propio organismo, aprendiendo a fijarse en los miembros de su cuerpo. A través de la re-petición sensorial y del ejercicio se consigue incrementar sus habilidades mentales.
¿Por qué?
El yoga relacional estrecha el vínculo emocional entre madre e hijo, potencia la relajación y el bebé gana confianza.
Pistas:
"Estimulación temprana Mamá-Bebé" es lo último en este tipo de ejercicios. Se trata de un programa especial enfocado a la recuperación física de la madre a través del yoga (se asiste con el bebé, sólo si todavía no gatea). Se practica en City Yoga. Tel. 91 553 47 51. www.city-yoga.com