La literatura romántica ahora se conecta con los juguetes eróticos

Woman.es

Un paso por delante de la literatura tradicional, la literatura erótica se ha modernizado. Gracias a un invento francés, claro, que cuenta la leyenda que son expertos en cuestiones románticas...

Se llama Little Bird y no solo es el futuro en lo que a este sector se refiere, sino que actualmente se puede apoyar su desarrollo mediante crowfunding.

El sistema es sencillo y ofrece, según cuentan sus creadores, varias posibilidades, porque, en realidad, el juguete se sincroniza con una aplicación móvil (B-Sensory) en la que se pueden incluir diferentes libros digitales de literatura romántica y éste actuará (con movimientos y vibraciones) en las escenas que así lo requieran.

Sus creadores invitan a usarlo en solitario o en pareja, porque, como control remoto, el teléfono puede ser usado por la persona que está leyendo el libro e incluso puede cedérselo a otro, que puede hacerse cargo del juego.

El invento ya ha recibido el apoyo de diferentes editoras francesas, como La Musardine, J’ai Lu y Editions Livrior, que prometen nutrir la aplicación con sus relatos eróticos, e incluso el de la escritora Françoise Rey, la dama del erotismo francés.