Las zapatillas que usaremos deben de ser adecuadas anatómicamente y para el terreno por el que vayamos a correr. En la actualidad existen todo tipo de modelos casi personalizables. Déjate asesorar por profesionales, de este modo evitarás consecuencias desagradables e incluso lesiones. Además de las zapatillas, vístete con ropa adecuada. Ten presente por dónde vas a correr y qué temperatura va a hacer. Usa prendas que permitan que tu piel transpire y de este modo la temperatura corporal se adaptará al máximo a las condiciones meteorológicas.

El club de los runners

Por la ciudad, la playa, el campo... Ponte en forma corriendo: es low cost.

Susana Fernández

Con el buen tiempo se mulplican las personas que se calzan zapatillas y ropa deportiva (es importante cuidar el equipo) y se lanzan a correr por las calles, parques y zonas verdes de su ciudad. Parece que el running está de moda, entre otras cosas porque con el agrio temporal económico, correr al aire libre es una actividad low cost que podemos hacer cuándo y dónde queramos, solos o en compañía, y además no tiene horarios. Tú marcas el ritmo.

La Dra. Eva Ferrer Vidal-Barraquer, especialista en Medicina del Deporte, nos da las claves para iniciarnos en esta disciplina.