@somethingnavy / INSTAGRAM

Cuatro cosas que nadie cuenta de la recuperación tras un embarazo

La mujer recibe multitud de consejos durante el embarazo que le ayudarán en la recuperación postparto, pero hay verdaderas irremediables que nadie quiere contar.

Paola Lei | Woman.es

1. En las primeras semanas se pierde peso muy rápido.

Entre el peso real del bebé, la placenta, los fluidos y los líquidos a veces se pueden perder hasta 10 kilos. Eso hace pensar a mucha gente que recuperar el peso anterior al embarazo va a ser cosa de coser y cantar. 

2. Luego, todo es mucho más lento y difícil.

A partir del tercer mes tras el parto la pérdida de peso se ralentiza, y pasa a ser de cerca de medio kilo por semana, ese ritmo corresponde a una recuperación normal y saludable de acuerdo con criterio médico. Pero las expectativas de muchas madres primerizas, ayudadas por los medios de comunicación y las celebrities, son otras. Hay que pensar que se necesitaron nueve meses para ganar esos kilos, así que hay que tener paciencia para perderlos. 

3. No es tan simple como contar calorías.

En el caso del pos parto la ecuación de las calorías que se ingieren contra las que se consumen no funciona. Ahora hay que tener en cuenta más que nunca a las hormonas, a la falta de sueño y al efecto de dar el pecho. Por ejemplo si estás amamantando los médicos recomiendan que se consuman 500 calorías de más cada día. Es cierto que amamantar quema calorías, pero no necesariamente adelgaza.

4. No te va a apetecer volver al gimnasio tan rápido como creías.

Las malas noches, el cansancio, dar el pecho… todo hace mella y la vuelta a la rutina de ejercicios cuesta más de lo que se cree. Luego se aprende que aumentar la actividad física hace crecer la energía y nos ayuda a enfrentar el resto del día con mejor humor.