Billie Eilish, fotografiada en la Gala Met 2022. | Dimitrios Kambouris / GETTY

Billie Eilish explica cómo es vivir con el síndrome de Tourette

La artista se ha sincerado en una entrevista sobre este trastorno neuropsiquiátrico que le fue diagnosticado con 11 años. 

Clara Hernández

La confesión de Billie Eilish en una entrevista para el programa 'My guest needs no introduction with David Letterman' nos ha permitido conocer un poco más a la artista de 20 años que con 18 logró convertirse en la mujer con más reproducciones del año en Spotify y a la que vemos robar alfombras rojas con un estilo oscuro y poco convencional. Y, también, nos ha permitido aproximarnos a una enfermedad poco frecuente, el síndrome de Tourette, que a ella le diagnosticaron cuando tenía 11 años y que determina algunas de sus conductas. 

"Si me grabas durante mucho tiempo, verás un montón de tics", explicó la artista que, tras agradecer la pregunta sobre el tema al presentador, señaló que se siente "muy feliz de hablar sobre ello". 

Billie Eilish y las zapatillas de velcro Nike Air Force I, fruto de su colaboración con la marca Nike. | Nike

El síndrome de Tourette es un trastorno que suele iniciarse en la infancia o en la adolescencia y que se caracteriza por múltiples tics motores y algunos vocales que aumentan o disminuyen de intensidad por temporadas. Son involuntarios y a veces, como ocurría a uno de los personajes de la comedia española 'Toc toc' que dirigió Vicente Villanueva en 2017, puede suceder que venga acompañado por la exclamación de palabras obscenas, insultos o vocabulario inapropiado (coprolalia), aunque esto último solo afecta a una minoría de los que sufren el trastorno (al parecer, no es el caso de Billie Eilish, que solo ha reconocido tics de movimiento). 

"Los tics que hago durante todo el día son, por ejemplo, mover la oreja hacia delante y hacia atrás o levantar mi ceja y chasquear mi mandíbula... y flexionar mi brazo y flexionar estos músculos....", señaló la cantante. "Son cosas que nunca notarías si estás únicamente teniendo una conversación conmigo. Pero para mí son agotadoras", explicó sobre este trastorno cuyos manifestaciones, sin embargo, desaparecen cuando está cantando o concentrada en componer una canción. "Cuando me estoy moviendo alrededor, no tengo tics. Ni cuando monto a caballo", añadió. 

"La reacción más común de la gente es reírse porque cuando ven esos tics creen que estoy intentando ser graciosa. Piensan que es un gesto divertido y se ríen, y siempre terminaba ofendida por eso".

Asimismo, admitió que aunque alguna vez maldijo el sufrir el síndrome de Tourette, ahora está más o menos reconciliada con él. "Siento que es una parte de mí. He logrado hacer amigos teniéndolo. Así que ahora estoy bastante segura con ello", indicó, arrojando luz sobre esta enfermedad que puede afectar a unas 5 personas por cada 10.000 aproximadamente, según las valoraciones de asociaciones de afectados (en España aún no hay estudios relacionados con este campo). Se cree que la mayoría de sus casos son leves, por lo que no suelen llegar a las consultas. 

Unos de los principales objetivos de las asociaciones de afectados es visibilizar la enfermedad para conseguir una sensibilización social que permita la integración de los afectados, así como promover la investigación científica.