10 alimentos contra la astenia primaveral

La palabra astenia proviene del griego y significa “sin fuerza”. Y así es como te sentirás si te atrapa: cansancio, apatía, sueño, falta de energía… Esa sensación de bajón y de no tener ganas de nada que afecta a la mitad de la población con el cambio de estación. Si quieres esquivarla, pon de tu parte reforzando la presencia de estos alimentos en tu dieta.

C. Ávila | Woman.es

1. Frutos secos. Son pura energía en formato de bolsillo, además, su alto contenido en magnesio tiene efecto antiestrés, te ayudará a reducir la ansiedad y la irritabilidad y mejorarán la calidad del sueño.

2. Plátano. Si es lo que come Rafa Nadal entre raquetazo y raquetazo para reponer fuerzas, por algo será. Si tomas uno a media mañana tendrás energía para las horas siguientes. Además posee triptófano, aminoácido esencial que promueve la liberación de serotonina. Otras frutas ricas en triptófano son la piña, el aguacate y la ciruela.

3. Avena. Es uno de los cereales más completos ya que contiene proteínas, grasas insaturadas, carbohidratos, minerales y fibra. Además es una fuente de de vitaminas B6 y B5 (relacionada con los cambios de humor y la fatiga). Una ración en el desayuno te ayudará a evitar los bajones de energía.

4. Lechuga. Igual que otros vegetales de hoja verde (espinacas, acelgas…) contribuirá a tu buen estado de ánimo gracias a su elevado contenido en ácido fólico. Su carencia se hace patente en forma de fatiga e irritabilidad.

5. Dátiles. Ricos en hierro, magnesio, vitamina B3 y ácido fólico, son una bomba de energía para los músculos y también para el cerebro: incrementan la capacidad intelectual y la agilidad mental.

6. Tofu. Su elevado contenido en proteínas favorece la producción de dopamina, adrenalina y noradrenalina, que favorecen el estado de alerta. Si no te puedes permitir andar todo el distraída y en las nubes, súmalo a tu dieta.

7. Pescado y mariscos. ¿Quién no ha tenido alguna vez esa sensación de que las neuronas se le han declarado en huelga? El marisco es rico en zinc, un mineral que también está presente en las legumbres, la carne y los frutos secos, agiliza la comunicación de las neuronas entre sí. Además, el alto contenido de estos alimentos en grasas saludables, fósforo y vitamina D, estimularán la función cognitiva.

8. Yema de huevo. Uno de sus componentes es el selenio, favorece un mejor estado de ánimo, además es un alimento especialmente nutritivo para el cerebro por su contenido en dos aminoácidos esenciales: la colina y la luteína que favorecen la memoria, el pensamiento y otras funciones cognitivas.

9. Té. Además de la cafeína (presente en otros alimentos como el chocolate y el café), el té posee un aminoácido propio, la L-theanina, que mejora el sentido de alerta, el tiempo de reacción y la memoria.

10. Chocolate negro. ¡Claro! No podía faltar en esta lista. Contiene un estimulante natural, similar a la cafeína, que ayuda a mantener la atención, además hace que el cuerpo segregue endorfinas lo que ayudara con los síntomas de tristeza, negatividad...