Relaciones personales: Networking

Que alguien dé tu nombre en el lugar y el momento adecuado puede ser más útil que un currículo perfecto. Apúntate al networking.

Relaciones personales: Networking

Quedar con un grupo de personas fuera del horario laboral para intercambiar contactos profesionales y personales es una de las actividades que se está imponiendo entre las mujeres trabajadoras. Cuidar la red de contactos es imprescindible para crecer en el plano personal y profesional, y las nuevas tecnologías aumentan las posibilidades.

Miriam Algueró, de treinta años y fundadora de la firma de ilustración Xuxu Lanstrum, acude el último jueves de cada mes a un céntrico hotel de Barcelona a su cita de networking –o lo que es lo mismo, su red de contactos, con el bolso lleno de sus tarjetas de presentación–. Aunque la reunión presencial se hace una vez al mes, el networking lo practica a diario gracias a internet y el correo electrónico. A través de una lista de distribución donde hay casi 400 mujeres, esta joven empresaria cuida, y a su vez aumenta, desde hace un par de años, su entorno social para conseguir una buena agenda personal. «Es un buen lugar donde puedo encontrar contactos para buscar un distribuidor para mis productos, ofrecer un piso de alquiler, pedir consejo sobre un curso de formación en una escuela de negocios o recomendar un libro que acabo de leer», asegura esta joven. Miriam recopiló en la última reunión más de veinte tarjetas de presentación y conoció a unas treinta personas de otros sectores diferentes al suyo. «Quizá al principio no valoras mucho tener estos contactos, pero la nuestra es una firma pequeña y nunca sabes cuándo ni cómo los vas a necesitar», asegura.

Pero la clave de todo este sistema de relaciones es la motivación. La directora de Antiguos Alumnos de la escuela de negocios IESE, María Puig, asegura que para que el networking sea eficiente tiene que estar dirigid «Se está haciendo un mayor esfuerzo por profesionalizarlo, y las nuevas tecnologías han ayudado mucho a su desarrollo. Con un simple mail se puede convocar una sesión presencial de networking que puede resultar un auténtico filón de contactos profesionales. » Sonia Fernández, autora del libro “Dos grados: Networking”, dice: «El mundo es un pañuelo y la red más cercana es el mejor capital.» ¿A qué esperas?

Síguele la pista

  • Lo último