Paloma Real, directora general de Mastercard España. | © Estanis Nuñez

"Los premios FRACE dan a conocer el tremendo talento femenino que hay en ciencia y tecnología en España"

Mastercard para Woman

Paloma Real, directora general de Mastercard España, nos habla de los premios FRACE, organizados por esta compañía y la Fundación Real Academia de Ciencias, y que reconocen el joven talento femenino en cuatro ámbitos.

¿En qué consisten los premios FRACE y por qué Mastercard considera importarte formar parte de ellos?

Lanzamos estos premios en 2019 junto a la Fundación Real Academia de las Ciencias de España. Teníamos una buena relación con el presidente de la Asociación de Amigos de FRACE y, conversando con él, nos dimos cuenta de todo lo que podríamos hacer para dar a conocer el tremendo talento femenino que hay en ciencia y tecnología en España y dar un reconocimiento a esas mujeres que, con su esfuerzo personal y su trabajo, han conseguido desarrollar unas carreras brillantes en unas áreas que tradicionalmente están más asociadas a referentes masculinos. Y, de alguna manera, acercar la Fundación Real Academia de las Ciencias, a la sociedad civil en general. Y nos pareció que era muy bonito hacerlo a través de la organización de estos premios.

Nosotros siempre ponemos mucha ilusión en todas las iniciativas que sacamos adelante. Y, en este caso, todavía más. Para Mastercard esta es una iniciativa estratégica. Tenemos una cultura como compañía muy preocupada por la diversidad y la inclusividad, y nos parece que fomentar e impulsar la carrera de mujeres con trayectorias brillantes en el mundo de las ciencias y de la tecnología es una bonita manera de contribuir a la igualdad de género.

Los galardones se reparten en cuatro categorías: Matemáticas, Física y Química, Biología y Geología y Aplicaciones de la ciencia a la tecnología… ¿Consideráis la posibilidad de ampliar el número de categorías premiadas?

Las categorías vienen determinadas por las de la Real Academia de las Ciencias, que son las tres primeras, y luego nosotros decidimos introducir la de tecnología, porque nos parecía que era una aplicación práctica que venía muy al uso del mundo y el momento en el que vivimos.

Entrega premios FRACE 2021. | .

No descartamos añadir una categoría más, o incluso dividir en subcategorías alguna de las que ya tenemos, por ejemplo, la propia de Física y Química, que es una categoría compuesta. Lo iremos viendo junto a la Fundación Real Academia para ver si conseguimos amplificar estos premios y que tengan el reconocimiento y la aceptación que buscamos.

¿Qué criterios se utilizan para elegir a las galardonadas?

Entre tres y seis meses antes de la entrega de los premios, se hace el anuncio del concurso. Lo que se les pide a las candidatas es que manden un currículum y que escriban una carta de presentación en la que expliquen las razones por las que piensan que son merecedoras del premio.

Una vez acabado el plazo, nos leemos todas las candidaturas, que se puntúan de forma objetiva por el número de trabajos presentados, número de publicaciones, si tienen patentes, el Índice H…y luego se pondera por la edad, ya que, obviamente, las mujeres de más edad tienen más oportunidades de haber presentado más proyectos y siempre buscamos la forma de conseguir el resultado más objetivo posible. Una vez elegidas las candidaturas finalistas, estas se revisan entre todos los presidentes, el presidente de la Academia y los responsables de cada una de las ramas.

Por otro lado, se hace también una valoración del impacto que tiene el trabajo de estas científicas en la sociedad, lo que nos parece muy importante, pues es una manera de desmitificar un poco la falsa idea de que la ciencia y la tecnología trabajan sobre temas abstractos y alejados de la realidad. Queremos hacer mucho énfasis en la idea de que el trabajo que se hace en ciencia y tecnología es práctico y va orientado a mejorar nuestras condiciones de vida.

¿Qué papel cree que tiene la ciencia en la sociedad actual?

Un papel fundamental e imprescindible. Vivimos en una sociedad profundamente digital y sabemos que en los próximos años la mayor demanda de puestos de trabajo va a estar muy vinculada a este tipo de disciplinas y de tecnología. Tenemos estimaciones de que se generarán hasta 400. 000 puestos de trabajo en los próximos dos o tres años vinculados a este tipo de disciplinas y conocimientos. Y creemos que las mujeres no pueden permanecer ajenas a esa corriente tan importante.

Desde pequeñas, ellas se sienten menos empujadas o motivadas a estudiar este tipo de estudios que los hombres. Y luego, en líneas generales y salvo honrosas excepciones, la mujer siempre está retribuida de una manera diferente y a la baja. Por ello, entendemos que hay que trabajar por esa presencia masiva de la ciencia y para tener una sociedad más igualitaria y con más oportunidades para todos.

Los premios FRACE están valorados en 2500 euros | .

Las mujeres siguen estando en minoría en las carreras de tipo científico y tecnológico, a pesar de ser ellas las que ocupan más del 50% del alumnado universitario español. ¿Por qué cree que sigue pasando esto?

Creo que es un tema de educación y de estereotipos culturales. Yo personalmente soy ingeniera de telecomunicaciones. Durante mucho tiempo me he sentido atraída por toda la parte de las ciencias, pero mi experiencia personal es que, en líneas generales, hay pocas mujeres que se sientan suficientemente motivadas como para salvar todos los obstáculos que suelen aparecer cuando te inclinas por un tipo de disciplina para desarrollar tu carrera. Hay muchos sobreentendidos… cuál es el papel de la mujer, cuál es la dificultad de estas disciplinas, sobreentendidos acerca de las capacidades de una misma para llevarlas a cabo...

Es fundamental trabajar en educación y en igualdad de oportunidades y hay que poner muchos referentes femeninos para que todo el mundo se anime a seguirlos y sirvan de inspiración y revulsivo para seguir sus propios sueños.

Por eso estos premios son importantes, porque las chicas ven reconocida su trayectoria y su esfuerzo por la Real Academia de las Ciencias de España. Además, esto les ayuda a crecer dentro de esa comunidad de mujeres, a establecer vínculos y a reafirmarse a sí mismas. Yo creo que eso es importante.

Por otro lado, Mastercard ha desarrollado como una de sus prioridades el proyecto global Girls4Tech, que hace énfasis en las chicas jóvenes de entre 8 y 12 años, y que ha llegado ya a más de un millón de niñas. Tenemos como objetivo llegar a cinco millones de niñas antes de 2025. Este proyecto busca inspirarlas para desarrollar sus habilidades en el ámbito STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniera y Matemáticas). A través de juegos, algoritmos y ejercicios didácticos tratamos de acercarles este tipo de disciplinas, que son divertidas, prácticas y se encuentran en su día a día.

Gracias a este programa también tienen la oportunidad de estar cerca de gente que ocupa cargos profesionales, para enseñarles modelos y que ellas entiendan lo que haces cuando entras en el mundo profesional, que puedan hacer preguntas, desmitificarlo… Creo que la educación es fundamental y empezar a sembrar desde pequeñitas es muy positivo, enseñarles otros modelos que sean diferentes a los que ellas ven por los canales habituales, redes sociales y televisión.

¿Qué opina de los que defienden que organizar premios solo para mujeres es discriminatorio?

Me parece un poco injusto. Creo que hay espacio para todos y efectivamente, los premios no tienen por qué tener un sesgo de género. Pero también es verdad que no podemos olvidar, que hay un género, el 50% de la población, que es bueno que tenga ese reconocimiento especial. Y esto es bueno no solamente para ellas, sino también para las nuevas generaciones, para lanzar un nuevo mensaje tanto a ellas como a ellos. Y es que, al final, la ciencia y la tecnología son para todos y de todos y que todo el mundo puede optar a ello si encuentran una dedicación profesional que les guste. No hay que fijarse tanto en si los premios van a hombres o a mujeres, sino en el efecto tan positivo, el potencial de luchar por la dedicación de cada uno, independientemente del sesgo de género.

Las ganadores del premio de izquierda a derecha: Isabel Molina Peralta, Elsa Prada-Nuñez, María Cruz Minguillón Bengochea y Andrea González. | .

Mucha gente no es consciente del talento científico femenino que tenemos. Cuando empezamos a montar la idea y le propusimos al presidente de la Fundación Real Academia de las Ciencias la idea de apoyar y sustentar estos premios, su preocupación inicial fue el no saber si iba a haber talento de verdad. No creo que le preocupara tanto si era femenino o masculino, sino si recibirían candidaturas de valor verdaderamente interesantes. Creo que ni siquiera él mismo era consciente del inmenso potencial que tenemos en España y el maravilloso trabajo que están haciendo muchas mujeres. Solamente el que la Real Academia de las Ciencias haya comprobado que es así ya es maravilloso.

Las chicas comparten parte de su vida, de cómo han llegado ahí y es francamente emocionante. No digo que solo las mujeres se enfrenten a dificultades, pero sí que es verdad que hay unas dificultades de conciliación que están ahí y que son una realidad. Y es muy bonito ver cómo ellas encuentran tan gratificante el que alguien preste atención al trabajo tan importante que hacen.

Solo por ese reconocimiento, ya merecen la pena estos premios. Y, si además lo podemos amplificar, dar a conocer y que cada vez más personas conozcan su trabajo, mucho mejor, hacia esa dirección es hacia donde debemos apuntar. Y luego está la idea de crear una comunidad entre ellas, se establecen lazos muy bonitos. El trabajo del investigador y del científico es muy duro y solitario. Pasan mucho tiempo trabajando solos y, de repente, descubren algo, y no tienen a nadie a quien contárselo, porque es algo tan específico que no hay mucha gente que lo entienda. Y eso es una pena, porque claro, desincentiva. Tienes que tener mucha fuerza de voluntad para seguir y creo que este tipo de iniciativas ayuda a ello.