Un piloto de avión te enseña como viajar en un vuelo de la forma más segura

Para evitar riesgos en los vuelos, un piloto profesional aconseja pequeñas acciones como estar sentado recto, evitar las zonas del baño y beber agua

Estos son los trucos que revela un piloto para asegurar un vuelo sin riesgos
Estos son los trucos que revela un piloto para asegurar un vuelo sin riesgos / Istock

La seguridad aérea es un tema importante de tratar y sobre todo de mejorar. Por ello, un piloto experto y profesional de la industria durante más de 10 años aconseja una serie de pautas que deberían de seguir todos los pasajeros para garantizar la máxima seguridad en los vuelos.

Desde la posición de tu asiento hasta el calzado que tienes que usar serán factores determinantes, según explica el profesional al medio Daily Mail.

Zapatos cómodos y manejables

Es habitual que los pasajeros no tengan en cuenta el calzado con el que viajan y usen algunos que pueden no ser los más apropiados. No obstante, esto podría ser peligroso. Al elegir el calzado con el que volar es recomendable utilizar el que más cómodo y fácil de moverse resulte. Ya que, en casos de emergencia, será mucho más sencillo desplazarse con este tipo de calzados que con otros que no lo sean tanto.

Uno de los requisitos para que un zapato sea cómodo es que esté cubierto en su totalidad porque te protegen tanto de la suciedad como de los posibles impactos.

Estar sentado recto

Según la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos, la posición que se conoce como 'corse' es la mejor a la hora de estar sentado disfrutando de tu vuelo. El motivo de esto es que en caso de colisión, esta puede salvarte de uno de los peores impactos.

Obligatorio abrocharse el cinturón

Una vez despega del avión, no es obligatorio abrocharse el cinturón si la señal luminosa lo indica, pero la cosa cambia con la llegada de turbulencias. Lo ideal es que durante todo este período se mantenga abrochado el cinturón de seguridad porque, de lo contrario, pueden ocurrir accidentes con las luces y los puertos de aire acondicionado.

En el caso de que las turbulencias sean severas, es recomendable tirar al suelo las bebidas calientes y guardar los objetos en el bolsillo del asiento delantero.

Cuidado con las bolsas

Cualquier objeto que se quiera guardar, debe introducirse dentro de una bolsa, siempre bien colocado en el compartimento superior. Hay más personas de lo que parece que se rompen huesos o tienen algún tipo de accidente debido a colocar mal estos objetos.

Además, apretar las bolsas podría resultar bastante peligroso, ya que corren el riesgo de salir volando durante el aterrizaje si el contenedor se abre.

Los asientos del final del avión

El sitio de los pasajeros en el vuelo también puede ser determinante a la hora de aumentar la seguridad de los mismos. Los asientos que se sitúan en los dos últimos tercios del avión resultan ser los más seguros.

El motivo de esto es porque es la parte más fuerte del avión, por lo tanto, son los pasajeros que pueden sobrevivir a cualquier impacto o ataque más fácilmente.

Beber agua con cada bebida alcohólica

Debido a la altitud que alcanza el avión en el aire, el nivel de oxígeno en la sangre disminuye notablemente. Además, debido a la falta de humedad dentro del aparato durante el vuelo, nos deshidratamos más rápido. Todo ello hace que los efectos del alcohol se noten mucho más rápido que cuando estamos sobre tierra firme, por lo que recomienda tomar un vaso de agua con cada bebida alcohólica que beban los pasajeros.

Evitar los inodoros aéreos

Ir al baño en un vuelo no es la mejor opción, ya que son lugares muy antihigiénicos. Pero, en periodo de turbulencias durante el vuelo, es de vital importancia evitar acudir al baño. El motivo de esto, no es sólo por las condiciones en las que están cuidados, sino porque cuenta con varias esquinas afiladas y estantes que sobresalen, los cuales pueden provocar accidentes desafortunados a los pasajeros.

La cocina del avión es un área que se debe evitar por los elementos que contiene. Tanto utensilios como cuchillos afilados hasta botellas de vino que ofrecen a los pasajeros, pueden ser una amenaza.

A veces, si dichos objetos no están bien protegidos o asegurados, se pueden romper. Sobre todo, en caso de turbulencias. Las bebidas calientes se pueden verter también y puede resultar un peligroso para aquellos que estén cerca.

Síguele la pista

  • Lo último