Olena Zelenska, primera dama Ucrania: ‘Nuestra resistencia tiene rostro de mujer’

Con fuerza y sentimiento en las redes sociales, ha logrado el cariño de sus conciudadanos. Feminista, defensora de la diversidad, extremadamente inteligente y con una familia muy unida y amorosa a su lado, la primera dama de Ucrania simboliza lo que Putin no ha logrado en su vida. Mientras él invade su país, ella arenga sin descanso a la población para darles ánimo.  

Olena Zelenska en mayo de 2020

Olena Zelenska en mayo de 2020.

/ Vadim Ghirda

Antes de que nadie soñara con una guerra en el país, la primera dama de Ucrania, Olena Zelenska, ya destacó en sus redes sociales que en el país hay más mujeres que hombres. Ahora, lo ha recordado para destacar el papel de ellas en la resistencia contra el ejército ruso y rendirles homenaje.

“Antes de la guerra, una vez escribí que en Ucrania hay dos millones más de mujeres que de hombres. Las estadísticas son así. Pero ahora adquiere un significado completamente nuevo”, ha escrito Zelenska en un post que acompaña a una serie de fotos de mujeres ucranianas en su cuenta de Instagram. Mujeres soldado, otras que cuidan a niños y niñas en los refugios antiaéreos en los que tratan de protegerse de las bombas. Sanitarias en plena labor. Mujeres que dan a luz en mitad de los ataques.

Volodymyr Zelenskiy y su mujer Olena en Kyiv, Ucrania

Volodymyr Zelenskiy y su mujer Olena en Kyiv, Ucrania.

/ Vadim Ghirda

“A las que luchan… a las que sanan, salvan, alimentan. Y a las que continúan haciendo su trabajo habitual: en farmacias, comercios, en el transporte, en los servicios públicos, para que la vida dure y gane”, escribió la primera dama. “A las que llevan a los niños a los albergues todos los días sin pánico y los entretienen con juegos y dibujos animados para salvar la conciencia de los niños de la guerra. A las que dan a luz en refugios antiaéreos”, añadió en su emotivo y lleno de fuerza post.

“Esto significa que nuestra resistencia actual tiene un rostro particularmente femenino”, escribió la primera dama, que añadió: “¡Mi admiración y reverencia por vosotras, increíbles compatriotas!”. Este ha sido su particular modo de dar las gracias a las mujeres ucranias y rendirles homenaje.

“Hoy es el primer día de la primavera. Recuerda cómo todos celebramos este día antes de que hubiera una guerra. Así, podremos ver el sol a través del humo de los bombardeos. ¡Todo será primavera, todo será victoria, todo será Ucrania!”, concluyó Olena Zelenska que ha convertido su cuenta en Instagram es una útil herramienta para contar al mundo la realidad que se está viviendo en su país, pero sobre todo para animar a sus compatriotas.

No en vano, cuando Rusia invadió Ucrania, la primera dama escribió en Instagram que se mantendría fuerte por su familia y por su país. “Hoy no tendré pánico, ni lágrimas. Estaré tranquila y confiada. Mis hijos me miran. Estaré junto a ellos. Al lado de mi marido. Y al vuestro”, escribió la 'influencer', que cuenta ya con más de dos millones de seguidores, como mensaje motivador para la población y como toda una declaración de intenciones.

Mientras Putin representa a un antiguo régimen basado en el miedo, la figura de un hombre solitario y autoritario, que solo es capaz de acumular dinero, Zelensky y su familia son la imagen del nuevo liderazgo, una pareja en igualdad, que se escucha y a una familia unida por lazos de amor. Los mejores representantes de Ucrania, una nación más pequeña en tamaño que Rusia, pero no en valentía. Por muchas armas, trolls y ‘fake news’ que utilice, el mandatario ruso nunca va a ganar la guerra de adalid de la libertad porque, en realidad, su homólogo ucranio ya le ha vencido.

¿Quién es Olena Zelenska?

A sus 44 años, arquitecta de formación y guionista de profesión, desde el año 2003 Olena Zelenska está casada con el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy, a quien conoció en la escuela primaria y con quien se volvió a encontrar en la universidad, cuando el mandatario estudiaba Derecho. Desde entonces, sus destinos permanecen unidos y forman una mediática y moderna pareja.

Aunque Zelenska siempre ha dicho que no quería ser un personaje público y siempre se ha mantenido en una posición discreta, lo cierto es que se ha ganado el cariño de la gente y la atención de los medios por su profesionalidad y por su, cada vez mayor influencia a través de las redes sociales. Además, en la estela de otra primera dama,Michelle Obama, ella también impulsó una reforma de la alimentación en las escuelas ucranianas, con un menú escolar mucho más sano y equilibrado.

Entre las campañas que ha apoyado, destacan la de promover el idioma ucraniano en el mundo y apostar por una sociedad sin barreras para todas las personas. Además, con un inglés impecable, una de las intervenciones más comentadas de la primera dama ocurrió en el el tercer Congreso de Mujeres de Ucrania, en 2019, cuando defendió la adhesión de Ucrania a la iniciativa internacional del G7 sobre igualdad de género.

El presidente ucranio ha asegurado que ella, con sus hijos Oleksandra y Kyrylo, de 17 y 9 año son el segundo objetivo de Putin. El primero sería él mismo. Ella seguramente, representa lo que más teme el mandatario en su fuero más interno: una mujer independiente, inteligente y abiertamente feminista que lucha por la igualdad.

Olena Zelenska y Volodymyr Zelenskiy

Olena Zelenska y Volodymyr Zelenskiy, primera dama y presidente de Ucrania.

/ Vadim Ghirda

Las primeras damas, en guerra

A la lucha de Olena Zelenska se han unido las primeras damas de Lituania y de Letonia, Diana Nausedene y Andra Levite, respectivamente, que escucharon el llamamiento de la ucraniana para denunciar la invasión de su país por parte de Rusia. Zelenska, además, ha invitado a todas las primeras damas y caballeros del mundo a unirse a lo que ha llamado ‘The Summit of First Ladies and Gentlemen’.

Además de conseguir y coordinar ayuda humanitaria, con esta acción Zelenska quiere que se unan para contar lo que está pasando en Ucrania, la que llama “una guerra a gran escala, en la que el agresor es la Federación Rusa”. Además de recordar a los niños y niñas ucranianos, la primera dama ha recordado a las víctimas civiles, los miles de soldados rusos muertos, a cuyas madres también ha hecho un llamamiento a protestar contra la guerra.

En uno de sus últimos escritos, Zelenska ha advertido que, aunque su país quiere la paz, se van a defender y nunca van a rendirse. Y ha lanzado un mensaje claro a la UE: esta no es una guerra lejana, sino en el corazón mismo de Europa, y mañana la invasión puede ocurrir en cualquiera de “sus pacíficas ciudades y pueblos”. La primera dama se ha convertido así en un ejemplo más de la lucha de las mujeres ucranianas por la libertad.

Síguele la pista

  • Lo último