Una llave al placer

Los hoteles son más que un refugio para dormir. Déjate tentar por estas propuestas de relax (mimos en el NH Palacio de Tepa), gastronomía (reserva en la azotea del Claris) y diversión (visita el centro de París).

Isabel Loscertales

Mimarse en Madrid
¿Hay mayor placer que una hora de relax dedicada a ti? Estrena la nueva Sala de Masajes del NH Palacio de Tepa, donde sus expertos ofrecen un programa de tratamientos a medida, según tus necesidades y sin coste añadido. Amplía el plan cenando en el gastrobar de Paco Roncero, Estado Puro, y durmiendo en una de sus 85 cálidas habitaciones con ‘carta de mimos’ (desde 134 €/doble). San Sebastián, 2. Tel. 913 896 490. nh-hotels.com
El Plus: En el top 5 del menú de la Sala de Masajes del NH Palacio de Tepa están los tratamientos Relajantes, uno para combatir el Jet Lag, la Reflexología Podal, el Energizante y el Ayurvédico Star. Desde 50 €.

Comerse Barcelona
El Claris fue el primer hotel en Barcelona en abrir su azotea al público. 18 años después, La Terraza del Claris es un clásico, ideal para disfrutar de una buena comida o cena con vistas sobre la ciudad, los 365 días del año (precio medio: 55 €). Si buscas algo más arty, prueba su coctelería East 47, inspirada en Warhol. Pau Claris, 150. Tel. 934 876 262. derbyhotels.com

En el corazón de París
Para una escapada cultural, lo fundamental es elegir un alojamiento bien situado. Es el caso del Meliá Colbert Boutique Hotel, a un paso de Notre Dame (pregunta por sus habitaciones con vistas) y al lado del animado Barrio Latino. 39 tranquilos y elegantes dormitorios y un servicio 10. Desde 289 € la doble. Rue Hotel Colbert, 7. Tel. 902 144 440. melia.com