Un icono llamado Björk

La voz de hielo regresa en mayo con Volta, un disco que promete subir la temperatura corporal.

Cristina Ros

Confianza en sí misma. Eso es lo que demuestra –o quiere aparentar– Björk con su nuevo álbum, un trabajo con diez temas nuevos escritos y producidos por ella. Una apuesta que la hace última responsable de su triunfo o de su fracaso. Aun así, la artista ha querido contar con ciertos talentos musicales para culminar su nueva aventura. Entre ellos, Timbaland, el productor que ha resucitado las carreras de Justin Timberlake y Nelly Furtado. O Antony Hegarty (Antony and the Johnsons), con quien compite en susurros en dos de los cortes más emocionantes del disco. Aunque no solo de chicos se ha rodeado Björk. La islandesa cuenta también con la participación de su propia banda de metal, formada exclusivamente por mujeres. Y más allá de lo meramente musical, una pregunta sobrevuela la redacción de WOMAN y la de todas las revistas de moda. ¿Con qué imagen se nos presentará esta vez la excéntrica cantante? ¿Sufrirá la misma transformación que Madonna, ahora que es esposa y madre, o irá un paso más adelante en su camino hacia la experimentación? Lo que es seguro es que algunos afortunados tendrán la oportunidad de comprobarlo en directo, ya que está prevista una gira por España y se barajan actuaciones en lugares tan especiales como el Guggenheim de Bilbao. ¡Uau!