SOS Antártida

El fotógrafo Sebastian Copeland y el actor Orlando Bloom logran que el deshielo nos entre por los ojos.

Silvia Matín

Sus fotografías de la Antártida casi nos piden a gritos que actuemos. Sebastian Copeland compartió expedición con su primo, el actor Orlando Bloom, para concienciarnos de los efectos del calentamiento global. Nos dice que no hay que ser alarmistas, pero sí estar alarmados.
Sinceramente, ¿tan mal está la Antártida?
Yo la he visitado dos veces y solo puedo hablar de lo que vi. Cosas que hace dos años estaban atrapadas en el hielo, ahora están al descubierto y a punto de romperse. Todos notaremos los efectos.
¿En qué momento estamos ahora?
Es como si estuviéramos conduciendo un coche último modelo y siguiéramos apretando el acelerador sin saber que se nos están rompiendo los frenos.
¿Cómo deberíamos reaccionar?
Reconociendo que hay un problema. ¿Cuántos ‘Katrinas’ hemos de sufrir para actuar?
Tres cosas que podemos hacer todos ya.
No usar tanto el coche, cambiar las bombillas convencionales por unas de bajo consumo y rechazar las bolsas de plástico. Solo en EEUU se tiran 200.000 bolsas de plástico por segundo.
¿Qué dijo Orlando al llegar a la Antártida?
¡Guauuu! Se quedó sin habla.
Famosos en acción
Con más o menos pedegrí combativo, muchos famosos se suben al carro –o a su coche híbrido Toyota Prius– para defender el planeta. Brad Pitt presentó un proyecto –en la foto– para construir 150 casas ecológicas en el New Orleans, arrasado por el huracán Katrina. El actor ha invertido 3.4 millones de euros de su bolsillo. Julia Roberts es portavoz de la sociedad Earth Biofuels en pro de los carburantes alternativos, y su rancho funciona con energía Redford es un pionero. En 19 s8o1l ayra. Rfundoób uenr t centro de investigación para resolver los problemas ecológicos del Oeste de EEUU. Michael Stipe y R.E.M –que estrenan disco, ‘Accelerate’– no se pierden ni un concierto verde. Miembro activo de Global Green, Leonardo di Caprio firma y produce el documental ’La penúltima hora’.