La espectacular burbuja de Veuve Clicquot en Grandvalira. | ALEXANDRE JAMES

Sol, nieve y... ¡champagne!

Si quieres disfrutar de la nieve, de una velada inolvidable, de una gastronomía única y empezar el 2022 como se merece, no puedes dejar de ir a Grandvalira y disfrutar de las experiencias que te ofrece Veuve Clicquot. ¡Vivirás el après ski más cool!

Woman.es | A. A.

La temporada de esquí ha llegado este año de retorno a la normalidad y para quienes echaban de menos las sensaciones de un descenso, la estación de Grandvalira en Andorra es sin duda una de las opciones más recomendables este invierno. También para quienes quieran probar por primera vez. Las 128 pistas que ocupan más de 200 kilómetros esquiables ofrecen oportunidades de disfrutar a todos los niveles y sin aglomeraciones.

Las instalaciones de esta estación son un lujo: desde los teleféricos que conectan las pistas con las localidades de los distintos sectores hasta las telesillas y arrastres. Una jornada de esquí en Grandvalira puede empezar y acabar en el mismo punto sin apenas repetir los mismos descensos.

En la nueva terraza Veuve Clicquot In The Snow en Grandvalira (Andorra) se puede degustar una gran selección de productos gourmet con novedades tan diferentes como las fondues vigneronnes de la mano de Xavier Formatger Affineur, o el tartar de vieira con cítricos. Todo ello maridado con el mejor champagne y unas vistas inigualables. | ALEXANDRE JAMES

La mejor terraza de la estación

El disfrute está garantizado ya solo con la actividad. Pero este año la estación ha añadido novedades que ya convierten la experiencia en algo inolvidable. Entre la oferta de ocio y restauración, la marca de champagne Veuve Clicquot ha puesto su inconfundible nota de color al paisaje al inaugurar la temporada con su nueva terraza Veuve Clicquot In The Snow.

Terraza Veuve Clicquot In The Snow en Grandvalira
Terraza Veuve Clicquot In The Snow en Grandvalira (Andorra). | ALEXANDRE JAMES

Situada en el sector del Tarter, en la pista Pi de Migdía, la nueva terraza es un espacio animado y un punto de referencia entre los visitantes que quieren disfrutar nuevas sensaciones. El espacio dispone de una espectacular terraza de invierno donde después de la adrenalina de los descensos de pista se disfruta de unas vistas espectaculares mientras se dispone de la mejor gastronomía (hay que probar el tartar de vieira con cítricos), música con DJ en vivo y, claro, el mejor champagne, que sabe mejor si cabe en esas condiciones.

Una burbuja única

Clicquot Bubble Experience en Grandvalira
Clicquot Bubble Experience en Grandvalira. | BEERMAN

Pero, para quien aún esté dispuesto a otras experiencias, Veuve Clicquot ha subido la apuesta y ofrece el momento más romántico del año. ¿Disfrutar una botella de champagne en una cena en plenas pistas de esquí? Claro. No hay más que reservar en la nueva burbuja instalada por la marca de Madame Clicquot a 2.100 metros de altura. Para acceder al Clicquot Bubble Experience hay que subirse al todoterreno que lleva hasta el emplazamiento y cuyo espectacular recorrido ya de por sí puede dejar la boca seca. Lo demás es dejarse llevar. Un Food Ratrac situado junto a la burbuja climatizada ofrece una propuesta gastronómica con una clara inspiración de montaña que se marida íntegramente con los diferentes champagnes de Veuve Clicquot. Diversión y disfrute garantizados.