“Seeing Things” de Jakob Dylan apunta a mejor disco del año

Con Seeing Things, su primer y magnífico álbum en solitario, Jakob Dylan acapara unánimemente las mejores críticas en los medios de Estados Unidos.

El pasado 10 de junio se publicó el álbum Seeing Things, el primer trabajo de Jakob Dylan en solitario tras su paso por los Wallflowers. Producido por Rick Rubin, el disco contiene diez canciones absolutamente acústicas, minimalistas, preciosistas y esenciales. Con un ejemplar sentido del sonido; una utilización protagonista de las guitarras acústicas, sencilla y virtuosa como hacía tiempo que no se escuchaba; una voz que seduce y unos textos que recorren los tiempos oscuros que vivimos, Seeing Things es una rara joya de las que aparecen pocas en mucho tiempo. En ésto coinciden todas las críticas del álbum aparecidas en los medios de Estados Unidos.
“¿No ha habido momentos en los últimos años en los que te has preguntado: ¿estoy viendo visiones”, ha declarado Jakob Dylan para explicar el título de Seeing Things (Viendo visiones). “Es algo que quería realizar desde hace algún tiempo y no puedo estar más contento. Rick Rubin me ofreció el ambiente necesario y me dio algunas opiniones increíblemente útiles sobre hacia donde deberían ir las canciones. Es algo intangible, pero tenía más razón que nadie con quien había trabajado antes”. Tras su paso como cantante, guitarrista y compositor por los Wallflowers, banda con la que grabó cinco álbumes entre 1992 y 2005 y consiguió un Grammy en 1997 a la mejor grabación rock, Jakob Dylan, el hijo menor de los cuatro que tuvieron Bob Dylan y Sara Lownds, debuta como solista a los 38 años con Seeing Things. Una obra maestra para los verdaderos degustadores de la buena música que apunta con decisión a convertirse en el mejor disco del año.