D.R.

Sarah Lark publica su nueva novela "La estación de las flores en llamas"

Charlamos con la escritora alemana, considerada como la creadora del fenómeno literario de las '"landscape novels" sobre su última novela, “La estación de las flores en llamas”

Olga Tamarit | Woman.es

P. Tu verdadero nombre es Christiane Gohl, aunque has publicado como Sarah Lark, Ricarda Jordan, Elisabeth Rotenberg… ¿Por qué tantos pseudónimos?

R. Empecé escribiendo manuales de equitación y novelas sobre caballos. Luego comencé con las novelas de fición para varias editoriales y cada uno me pedía un pseudónimo para que no se me asociase con mis trabajos anteriores. A veces escribes sobre la misma cosa con tres nombres distintos. Es algo casual, no una decisión propia.

P. ¿Quiénes son tus lectores?

R. El 80% de mis lectoras son mujeres, pero no escribo para ellas, escribo para mi, escribo lo que me gustaría encontrar como lectora, la historia que a mi me gustaría leer. Creo que soy muy típica en ese sentido.

P. ¿Con qué personaje de “La estación de la flores en llamas” te sientes más identificada?

R. Me identifico con más con Karl que con los personajes femeninos de esta novela. Ha tenido que luchar para conseguir sus sueños y empezar desde abajo. Como yo, cualquier escritora que quiera publicar y no conozca a nadie en el mundo editorial ni tenga familia metida en esto, lo tiene difícil. Pero todos los personajes tienen algo de mí.

P. ¿Cómo te documentas para escribir?

R. Mis novelas son siempre una combinación sobre la historia real y la ficción. Siempre busco sucesos reales en los que basarme. Básicamente lo busco todo en Internet, es fácil con Nueva Zelanda, es un país muy joven con una historia muy bien documentada. Cada pueblo tiene su archivo de ciudad y cada archivo de ciudad está ahí. Los maories tiene su historia on-line porque las madres tienen miedo de que sus hijos pierdan su cultura, así que lo suben todo a la red todo para que no se olviden las tradiciones, la música, los bailes etc.. Ponerlo en Internet es una manera de hacerlo atractivo a las nuevas generaciones. El trabajo de documentación se hace al mismo tiempo que escribes. Mis novelas son siempre una combinación sobre la historia real y la ficción. Siempre busco sucesos reales en los que basarme.Trabajo con dos ordenadores, en el que escribo, que no tiene conexión a Internet –para evitar tentaciones-  y con el segundo voy documentándome a medida que la historia avanza. Busco qué instrumento podría tocar un personaje o a qué saga maorí podría pertenecer etc…

P. Eres Licenciada en psicología e hiciste la tesis final de carrera sobre las fantasías diurnas de las mujeres. ¿Con qué sueñan las mujeres en su día a día?

R. He hecho muchas entrevistas a mujeres entre 14 y 60 años y todas tienen diferentes tipos de fantasías, pero siempre relacionadas con el amor y las aventuras. Hay mujeres que sueñan poco, otras que se dejan llevar por sueños eróticos y de aventuras cuando tienen tiempo. Pero hay quienes viven una vida completamente diferente en sus fantasías. Entrevisté a una mujer que llevaba años imaginando el mismo sueño; un viaje alrededor del mundo con sesenta caballos, perros y lobos. Le sucedían una serie de aventuras durante este tiempo.

Parece increíble, pero hay personas que recrean auténticas novelas en su cabeza. Resulta curioso que éstas sean las más realistas, pero así es ya que son capaces de diferenciar completamente sueño y realidad. Los que sueñan poco a veces pierden esta distancia.

La literatura como yo la concibo es exactamente como este tipo de sueños de aventuras, amor y problemas que se resuelven bien. Soñar es una poderosa herramienta que te puede ayudar en tu día a día.

P. ¿Llegaste a alguna conclusión después de finalizar tu tesina?

R. Sí, que aquellos que más sueñan son finalmente los más realistas

P. ¿Qué opinas de fenómenos como “50 sombras de Grey” o “Crepúsculo”?

R. Sinceramente, me parece preocupante el papel que juega la mujer en estas historias. Hablan de una mujer poco emancipada, donde es una víctima y solo sobrevive por la gracia de los hombres. Bella depende de la gracia de Edward, de que él decida no morderla.

Tengo amigas que son psicólogas forenses y me cuentan historias sobre mujeres que escriben a asesinos o violadores en la cárcel, con la fantasía de cambiarlos. Creo que este tipo de patrones pueden resultar muy peligrosos. Pero espero equivocarme y que sólo se quede en eso, en fantasías.

P. ¿Te consideras feminista?

R. Sí, soy feminista. No me gusta cuando las propias mujeres hablan mal sobre otras feministas y critican que vistan mal o que sean poco femeninas. Me dan ganas de decirles, mira sin estas feministas mal vestidas no estaríamos donde estamos. ¡Tenemos tanto que agradecerles!

P. ¿Consideras que tus libros son feministas?

Sí. Pero sobre todo hablan sobre la emancipación. De las mujeres, de los maoris.. la emancipación es un tema importante para mi.

P. ¿Qué tipo de lectora eres? ¿Qué autores te gustan?

R. Para mi un libro tiene que estar vivo, mucha literatura femenina me parece que es depresiva. Me gusta la novela negra americana, donde pasan cosas. Ahora mismo me estoy leyendo la saga de “Canción de hielo y fuego” de George R.R Martin

P. Es la saga en la que se han basado para realizar la serie “Juego de Tronos” ¿La has visto?

R. ¡Por supuesto! Además, se han rodado en Almería, cerca de donde yo vivo, algunos capítulos. ¡Me moría por tocar un huevo de dragón! Y adoro a Daenerys Targaryen, ella encarna todo lo que admiro de un personaje femenino; coraje, valentía y decisión ante la adversidad.