Rocío Jurado: “Flamenco”

Como un homenaje en el segundo aniversario de su fallecimiento se publica un doble CD+DVD con la antología más completa de Rocío Jurado.

El 1 de junio de 2008 se conmemora el segundo aniversario del fallecimiento de ”la más grande”, expresión que ya pertenece por derecho propio a la imaginería de la cantante de Chipiona, y para recordar su arte irrepetible el 27 de mayo se publica como homenaje un doble CD+DVD que con el título de Flamenco ofrece la antología más completa publicada hasta ahora de Rocío Jurado como la gran cantaora flamenca que fue, en una faceta quizá algo tapada por sus enormes éxitos dentro de la canción melódica y como intérprete de copla, género del cual se publicó el pasado año por estas mismas fechas una completa recopilación de la artista bajo el título de La copla. Los grandes éxitos de la canción española. Y al igual que ocurrió con ese disco, en Flamenco la foto de portada es cortesía de la familia Jurado, que también ha supervisado y aprobado el contenido del álbum.
Los dos CD de Flamenco contienen 39 cantes que son un completo recorrido por los palos de este género gitano-andaluz. Bulerías, soleá, granaína, malagueña, tangos, fandangos, tarantos, romeras, siguirillas, sevillanas, tientos, bamberas, alegrías, serranas, verdiales, colombianas, cantiñas, toná... Todos los palos flamencos están presentes en los dos CD cantados por Rocío Jurado, recorriendo desde la tradición más ancestral conocida a través de cantaores como El Piliya o María Borrico a autores más cercanos en el tiempo como Rafael Alberti, Diego Carrasco, El Lebrijano, Manolo Sanlúcar, Carlos Lencero, Ricardo Pachón, Felipe Campuzano, Antonio y Carlos Murciano o Quintero, León y Quiroga. El DVD ofrece diez actuaciones de Rocío Jurado en TVE grabadas entre 1976 y 1994. Ahí están desde las Alegrías de La Macarrona a varios fandangos, pasando por las célebres romeras gaditanas Coplas del pica-pica o la colombiana Quisiera ser jardinera.
“Se ha dicho sobre ella que es una cantante con poderío. Cantante y cantaora, porque en el flamenco domina muchos palos”, ha escrito sobre Rocío Jurado el crítico Ángel Álvarez Caballero. No hay que olvidar, que según el escritor Antonio Murciano, la artista era nieta de El Piliya, ahijada de El Caena e hija de Fernando Mohedano, “padre de los gitanos de Chipiona”. A los 17 años, Rocío Jurado ganó el primer premio en el I Festival de Cante Jondo por cantes de Cádiz y Huelva en el teatro Villamarta de Jerez de la Frontera y siendo aún menor de edad, trabajó en el tablao Los Canasteros de Manolo Caracol y Pastora Imperio la contrató para su local El Duende.
Flamenco es el homenaje a una artista a la que el cante jondo le viene de cuna y que, como escribía Antonio Gala, “es una mujer del pueblo, que toma del pueblo toda la fuerza y la revierte al pueblo, enriquecida por la música y el prodigio de su voz”. Rocío Jurado, grande en la canción, grande en la copla, grande en el flamenco.