GETTY

Cinco motivos para admirar (aún más) a Patti Smith

La artista ofreció un recital lleno de entusiasmo y amor en Las Noches del Botánico

Noelia Murillo

Cualquiera que conozca el trabajo de Patti Smith, tanto lírico musical, puede coincidir en que todo lo que hace tiene alma. Esto es tan sencillo de decir cómo difícil de demostrar, pero ya son más de 40 años sobre los escenarios y rara vez se ha hablado de un concierto carente de sensibilidad y corazón. Porque sus canciones son, en esencia, una declaración de intenciones personales y colectivas con las que todos se pueden sentir identificados.

La artista fue una de las más vanagloriadas del reciente Azkena Rock Festival, que tuvo la suerte de reunir a tres estrellas femeninas de la industria musical con el nivel suficiente para celebrar el 20 aniversario del evento. Además de la cantante estadounidense, se subieron al escenario la cantautora Emmylou Harris y la también veterana Suzi Quatro, la primera bajista mujer en convertirse en un ídolo del rock, allá por 1970.

Al igual igual que en este otro festival, Patti Smith ofreció un espectáculo difícil de olvidar que viene a resumir los cinco motivos por lo que no te la puedes perder, ni en concierto, ni en sus discos ni en sus libros. Por ello, te contamos cuáles son los 'pros' de una artista tan versátil como incombustible.

1. 75 años y en forma

Ver pasar el tiempo por los artistas que admiramos genera una sensación de nostalgia y cierta tristeza. Porque vemos cómo sus voces van adquiriendo nuevos matices, que solo por distarse de los originales resultan poco convincentes. También porque, notamos cómo no se enfrentan al escenario con la misma energía de sus inicios. Es lógico. Eso, sin embargo, no ocurre con la también conocida como 'la sacerdotisa del punk'.

Patti Smith dibuja los mismos movimientos que le sacaron del CBGB para convertirse en una estrella y lo hace con idéntica fuerza vocal a aquel entonces. Tan pronto canta una canción a capella con su hijo, Jackson Smith, como regresa a los primeros versos de la incombustible 'Gloria'. Poco o nada se le escapa y, teniendo en cuenta que tiene 75 años, hay que supone un esfuerzo por no apagarse.

2. Respeta a sus héroes

Uno de los detalles que trascendieron de su concierto en el Azkena fue que, con motivo del 80 cumpleaños de Paul McCartney, le dedicó un tema. Eso mismo se repitió anoche, haciendo sonar al máximo el 'Helter Skelter' que, lamentablemente, endiabló a Charles Manson. También hubo hueco para el 'I Wanna Be Your Dog' de The Stooges, un abrumador poema de Allen Ginsberg y dos versiones del cancionero de Bob Dylan.

Con elegancia, sensibilidad y, sobre todo, mucho respeto. Lo que busca la artista en estos casos es homenajear a estas figuras y, teniendo en cuenta que dedicándoles esos minutos deja de tener tiempo para sus propios temas (que no son pocos, ha lanzado 11 álbumes de estudio a lo largo de su carrera) es protagonista de un ejercicio de humildad pocas veces visto sobre un escenario.

3. Cuidado de su entorno

Existen infinidad de bandas que acumulan años y giras. No todas, por desgracia, reflejan una buena relación entre sus miembros y, aunque algunos lo pretendan ocultar, el público siempre suele ser capaz de percibir enemistades y rencores. Ni rastro de eso en el caso de la cantante estadounidense y su banda. Esto se debe a que gira en familia. No solo la carnal (además de su hijo, le acompaña su hija, Jesse Smith), sino también la bien denominada familia elegida.

Ver a la cantante de 'Because The Night' junto a sus músicos de siempre, Jay Dee Daugherty a la batería y Lenny Kaye, que ha formado parte de su banda prácticamente durante toda su trayectoria, a la guitarra es un auténtico placer. No solo porque se nota que no les hacen falta palabras para entenderse, sino también porque existe una mor y un respeto mutuo. tanto es así que, durante el concierto, la artista puede desaparecer de los focos para darle todo su momento de lucidez a los músicos sin dudar de que van a elevar aún más el concierto.

4. Se arriesga, gane o pierda

Uno de los aspectos en los que coinciden biógrafos y amantes del trabajo y la esencia de la artista es que esta siempre ha tenido muy claro que sea cual sea el camino que escoja, lo hace siempre con el corazón y, en caso de equivocarse, lo arregla y sale del paso victoriosa sin perder la humildad. Lo hizo, por ejemplo, cuando abandonó la música por criar a sus hijos y cuidar a al familia que había formado junto al fallecido Fred 'Sonic' Smith. El abandono temporal de su carrera, siendo una de las artistas más poderosas de la esena punk, fue muy criticado por colectivos feministas.

Durante el concierto en Las Noches del Botánico, por ejemplo, volvió a demostrar que no se casa con nadie y que, si lo que quiere es dedicar un tema a una persona (esta vez, un personaje) lo va a hacer, independientemente de si recibe el apoyo del público o todo lo contrario. Entones, recordó que hacía unos días que Johnny Depp había cumplido años y le quiso homenajear con una canción recordando su personaje en 'Piratas del Caribe', Jack Sparrow. Tratándose de un tema más que controvertido y sugiriendo cierto apoyo al actor, se arriesgaba a recibir abucheos por ello. Arriesgó y ganó.

5. Enfrentarse a todo, sí, pero juntos

'Free Money' es una de las canciones más potentes y conocidas de su discografía. Incluida en su álbum debut, 'Horses' (1975), es uno de sus temas más coreados durante los conciertos. Una lástima que no podamos recordar su potencia en el marco de este ciclo de conciertos, ya que, desde el inicio de la canción, su voz y el resto de instrumentos dejaron de escucharse. En lugar de pausar su interpretación, siguió dejándose la voz ante un micro mudo y la mirada atónita de los presentes.

Lo mejor de todo fue que, en una absoluta muestra de respeto, el público comenzó a bailar y corear el contundente 'Free Money' de su estribillo sin escucharla, con el objetivo de demostrar que no hay fallo técnico que pueda apagar su estela. Una vez concluyó el tema, y después de su merecido aplauso, lanzó una de esas premisas que nunca faltan, agradecida por el gesto del público: "Si hay algo que sale mal, se intenta de nuevo. Todos juntos", aseguró.