París bien vale un cruasán

La autora de “Las francesas no engordan” (Ed. B) nos cuenta dónde darnos un homenaje.

LAURA GAMUNDÍ

Sabiduría gastronómica
¿Qué tienen ellas que no tengamos nosotras? «Una relación equilibrada con la comida y con la vida», dice Mireille en “Las francesas no engordan”. Este atípico libro de dietas desvela los secretos para estar delgada sin privarte de nada. Un consej encuentra tu equilibrio y disfruta.

De vez en cuando
Pastelería Lauderee
Para un día sabático sin dietas, la escritora recomienda esta acogedora y tradicional pastelería parisina. Tiene una increíble selección de dulces y sándwiches. Bonaparte, en St Germain des Prés.

El secreto es…
Inés de la Fressange
Este icono del chic francés aúna tres rasgos muy admirados por todas: belleza, salud y tipo. Según Mireille, hay dos trucos infalibles: comer variaciones de un mismo plato y saborearlo.

El marco ideal
Parc Monceau
Este lugar con encanto es el elegido por Mireille para disfrutar de una comida baja en calorías al aire libre.

El mejor chocolate
Pierre Marcolini
Aunque hay otras chocolaterías deliciosas, como Hevin y la Maison du Chocolat, Marcolini es la más emblemática (89 Rue de Seine).

Rincones para el relax
Place des Vosgues
Llévate un menú compuesto de pan, queso y fruta, y descubre rincones parisinos como éste.