Palma de Mallorca, más cosmopolita

Las calles Brossa y Sant Feliu marcan el epicentro de tendencias, historia y arte de la ciudad. Te damos algunas ideas para un recorrido diferente: desde tiendas exclusivas a confiterías, locales para tomarte un cóctel... ¡Toma nota!

Lidia Thomas

Piel de gallina. Una cuidada selección de ropa de tendencia y jóvenes diseñadores han hecho de esta tienda todo un referente en la ciudad. Ahora también han ampliado su propuesta con prendas y bolsos vintage. Brossa, 7.
Bombolini. Tienda de decoración y menaje de estética minimalista y diseño funcional. Cafeteras, vajillas, muebles… El lugar perfecto para encontrar un regalo original y práctico. Brossa, 4.
Restaurante 13%. Multiespacio con vinoteca, tienda de delicatessen y un acogedor restaurante de tapas y cocina mediterránea. Imprescindible para las amantes del buen vino. Sant Feliu, 13A.
Rialto Living. Fundada por uno de los diseñadores de la firma Gant, el antiguo cine Rialto es hoy una sorprendente ‘lifestyle store’ en la que encontrarás ropa, decoración, libros y una cafetería. Sant Feliu, 3C.
Nicolás. Desde que abrió sus puertas esta coctelería se ha convertido en el sitio de moda de la ciudad. Puedes cenar a base de ensaladas y platos italianos y acabar con una de sus recomendaciones: un cóctel de ginebra con frutas. Pl. del Mercat, 19.
Casal Solleric. Conocido centro de arte contemporáneo ubicado en un antiguo palacio barroco. Haz una parada en el shopping y siéntate a descansar en la terraza de su café. Pº del Born, 27.
Kling. Una elegante tienda de moda, con firmas como Issey Miyake y Yohji Yamamoto, gafas vintage, bolsos de Isaac Reina y fragancias de Goti. Constitución, 3. Cuenta con un outlet en Conquistador, 2.
Gibson. Uno de los favoritos de los palmesanos y habitual punto de encuentro. Su preciada terraza es ideal para tomar unas cañas o uno de sus excelentes cócteles y alargar las noches de verano. Plaza del Mercat, 18.
El gran hotel. Un imponente edificio modernista, hotel de lujo a principios del siglo XX, es hoy CaixaForum Palma, uno de los principales centros culturales. Visita su librería. Pl. Weyler, 3.
Confitería Frasquet. Conocida como Can Frasquet, elabora dulces exquisitos desde el siglo XVIII. Los productos estrella son los ‘quartos embatumats’, pasteles de bizcocho recubiertos de merengue. Orfila, 4.
Bossa. Esta colorista tienda de moda crea tendencia en la ciudad. Asun y Rick, sus propietarios, viajan por muchos países en busca de los complementos más bonitos. Brossa, 14 y Jovellanos, 1.