Palabra de Isabel

Cuatro goyas para “La vida secreta de las palabras”. Coixet al habla.

—¿Te lo esperabas?
—Sinceramente, no. Creí que tenía alguna posibilidad para el guión, pero no para los demás. Pensé que el hecho de que fuera en inglés iría en mi contra, pero he visto que no ha sido así.

—¿Lo saben ya los actores?
—Sí, y están muy contentos. Es que ha salido en casi todo el mundo, hasta en “The New York Times”... ¡He recibido felicitaciones hasta de Australia!

—¿Tardaste mucho en escoger vestuario para la ceremonia?
—Me dejé en Barcelona un vestido a medida, y me puse un traje de Stella McCartney para HM.

—¿Qué te sorprendió de la gala?
—Muchas cosas buenas. Por ejemplo, que un veterano como Gil Parrondo me dijera que mi película era la mejor, que era la que había votado. Lo demás, es lo que es, yo dirigí la ceremonia hace seis años y aún recuerdo las críticas de los diarios.

—Fue un poco aburrida...
—¡Pero nos pusieron una bolsa de gominolas! Sólo faltó la botella de agua y la petaca de whisky.

—¿Sigues el cine español?
—Yo soy una gran espectadora, consumo mucho cine. Se estrena “Torrente” y soy la primera en ir a verla. Creo que el deber de un director es conocer lo que están haciendo sus colegas.

—Ya has conseguido trabajar con Tim Robbins, todo un sueño. ¿El proximo reto?
—En Sundance coincidí con Sam Sheppard y me pareció el hombre más sexy de la tierra.