“Nine Lives” de Steve Winwood

A sus 60 años y con más de 45 de carrera, el legendario músico británico publica el 20 de mayo su nuevo álbum Nine Lives, en el que colabora su colega Eric Clapton.

El buen aficionado se frotará las manos cuando sepa que el próximo 20 de mayo, Steve Winwood publica su nuevo álbum Nine Lives. Es su primer álbum de estudio en cinco años, desde que el legendario músico británico lanzó About Time con un sello independiente. Y Winwood regresa dispuesto a todo, porque acaba de anunciar también una gira mundial junto a Tom Petty and The Heartbreakers para el verano de 2008. Vuelve uno de los grandes, un peso pesado del rock de todos los tiempos, una garantía de buena música.
En Nine Lives, Steve Winwood continúa explorando en el soul, el rock, el blues y otras músicas del mundo, una constante en su carrera desde que comenzó en 1957, cuando tenía nueve años, tocando la guitarra en la banda de su padre. Su nuevo álbum contiene canciones como I’m Not Drowning, Fly, Raging Sea, We’re All Looking, Hungry Man, Secrets, At Times We Do Forget o Other Shore. Y como regalo, una versión de Dirty City con Eric Clapton a la guitarra, interpretada en directo en julio de 2007 en Chicago durante el Crossroads Guitar Festival. Esta colaboración entre los dos viejos amigos y cabezas de la mítica banda Blind Faith impulsó tres conciertos históricos de Steve Winwood Eric Clapton que se celebraron los pasados 25, 26 y 28 de febrero en el Madison Square Garden de Nueva York con todas las entradas vendidas en un abrir y cerrar de ojos.
Steve Winwood cumple 60 años el 12 de mayo de 2008 y es un artista fundamental en la historia del pop y el rock. Considerado el niño prodigio de la escena británica en los años 60, comenzó a tocar la guitarra y el piano en bandas de rhythm and blues de Birmingham antes de que, en 1962, plantara la semilla de Spencer Davis Group cuando apenas tenía 15 años. Con esta banda, Winwood lanzó al éxito canciones como Keep On Running, Somebody Help Me, I’m A Man y, sobre todo, Gimme Somme Lovin’, creando con su voz un estilo: “soul de ojos azules”. En 1967, Steve Winwood abandonó Spencer Davis Group para fundar Traffic, otra banda fundamental con canciones como Paper Sun, Hole In My Shoe, No Face No Name No Number, Dear Mr. Fantasy, Feelin’ Alright, Medicated Goo... La carrera de Winwood estaba en su apogeo a los 21 años cuando creó Blind Faith junto a Eric Clapton, Ginger Baker y Rick Gretch. El primer supergrupo de la historia publicó sólo un álbum que fue nº1, y Winwood regresó a Traffic hasta su disolución en 1974.
La carrera de Steve Winwood en solitario está llena de joyas, a menudo poco apreciadas. Han sido diez discos desde 1971, entre los que destacan Arc of a Diver (nº3 en Estados Unidos y Platino en 1980), Talking Back to the Night (Platino en 1982), Back in the High Life (nº3 en Estados Unidos y triple Platino en 1986) y Roll with It (nº1 en Estados Unidos y doble Platino). Paralelamente, Winwood ha colaborado en discos de artistas como Jimi Hendrix, Joe Cocker, Lou Reed, George Harrison, Marianne Faithfull, Tina Turner, James Brown, Phil Collins, Paul Weller y Christina Aguilera, entre muchos otros.
El regreso del Steve Winwood el 20 de mayo con su nuevo álbum Nine Lives significa la vuelta por la puerta grande de uno de los artistas más completos de la escena rock de todos los tiempos. Dotado de una impresionante voz, instrumentista completísimo y estupendo compositor, Steve Winwood es, a sus 60 años, mucho más que una leyenda. Es un músico que ha repartido su vida entre los escenarios y los estudios de grabación, alejado del boato y preocupado por mantener la dignidad de una carrera impecable. Vuelve Steve Winwood y con él, la gran música.