Najwajean

La voz de Najwa y la genialidad de Carlos Jean vuelven, 10 años después de su primer disco, con el nuevo ‘Hasta que se rompa’.

Mirna Sayago

Najwa canta sin parar, se despista con una mosca, manda mensajes con su iPhone de cebra y, mientras, es capaz de responder lúcidamente a las preguntas de esta entrevista junto a Carlos Jean. Él es una bestia de la industria musical y el único que sabe cómo manejar a esta peculiar fiera. Esta es la historia de un reencuentro.
¿Por qué habéis tardado tanto en hacer este segundo disco, ‘Till it breaks’ (‘Hasta que se rompa’)?
Najwa: Los dos necesitábamos distancia, hacer otras cosas. Carlos se dedicó a producir a todo el mundo y yo he hecho películas y otros discos.
Carlos: He tenido que seducirla y creerme que soy el mejor, para que cuando apareciera ella por mi casa alucinara con lo que yo hacía y se ilusionara con el disco. Es como un baile y, si quieres llevarte a la mejor, te lo tienes que currar.
¿Y cómo ha ido el baile?
Najwa: Ha pasado de todo; hemos estado a punto de no firmar, de no grabar, de no cantar… Me operaron, me dijeron que no podía volver a cantar y hace tres meses me dijeron que sí. En este disco todo ha sucedido muy al límite.
Debe de ser duro que te digan que no volverás a cantar...
Najwa: Muy fuerte, los médicos pensaban que me habían quitado el nervio recurrente. Me desesperé totalmente, ¡pero me volvió la voz! Fue un milagro.
¿Sois disciplinados para componer? ¡Porque no os pega!
Najwa: Solo hay una premisa que no se salta nadie y es el trabajo. La disciplina es un estado mental a la hora de componer. Me paso todo el rato escribiendo, ideando en la ducha, en la cama, en el súper…
Carlos: Cuando estás con alguien para hacer un disco, más que tener disciplina tienes que estar alerta para que la chispa surja en cualquier momento.
Hay 13 canciones, supersticiosos en principio no sois, ¿no?
Carlos: Es un número precioso. Además, el título ‘Hasta que se rompa’, y las letras oscuras, no pueden ser de alguien supersticioso (risas).
El título de un disco es una declaración de intenciones...
Najwa: Claro, nos dicen que poniendo este título nos quitamos la responsabilidad de que nos separemos…
Bueno, es que no sois Pimpinela.
Carlos: (Risas) Ellos se pelean en el escenario y fuera se llevan como las rosas. Nosotros discutimos todo el rato, pero cuando subimos al escenario surge la magia y el buen rollo.