Retrato de la actriz Nadia de Santiago. | Cecilia Álvarez-Hevia / Netflix

Nadia de Santiago recibe dos nominaciones a los Premios Feroz por 'El tiempo que te doy': "En el fondo, no sabemos amar. Es un aprendizaje prueba-error"

Hablamos con la cocreadora y protagonista de “El tiempo que te doy”, una de las series revelación de Netflix.

Isabel Loscertales

Diez capítulos de once minutos cada uno y una premisa: pensar cada día un minuto menos en tu ex. Son las bases de “El tiempo que te doy”, la innovadora serie de Netflix que, a través de la historia de Lina (Nadia de Santiago) y Nico (Álvaro Cervantes), disecciona la superación de una ruptura.

No solo protagonizas la serie, sino que eres la creadora junto a Pablo Santidrián e Inés Pintor, ¿qué supone eso para ti?

Pues imagínate, como un hijo. Es algo importante para mí. Me he vaciado mucho y he dado mucho de mí. Ha sido muy bonito y muy duro a la vez.

¿Qué es lo que ha sido más duro?

Ha sido un año y medio de mucho trabajo, de enfrentarme a algo muy nuevo. He aprendido muchísimo como persona: a decidir, a gestionar, a expresar, a encontrar las palabras adecuadas para que llegue el mensaje… Al final, hemos contado con un equipo maravilloso que ha entendido la serie a la perfección y que han dado lo mejor de sí. Desde Netflix, nos han dado mucha libertad para escribirla y para contar lo que queríamos contar, nos ha dado confianza y apoyo.

¿Por qué apostar por este formato tan novedoso en lugar de hacer, por ejemplo, una película?

Netflix quería apostar por ese formato. Es algo a demanda: el mundo va rápido y tenemos ganas de recibir información interesante en poco tiempo. Es una apuesta novedosa, ha sido interesante y todo un reto. Nosotros veníamos del mundo del corto, que es algo que buscaba Netflix: gente que manejara bien contar algo potente, en un tiempo reducido. Al final, si la ves entera, es como una película de casi dos horas que te cuenta la historia de Lina y de Nico.

¿Por qué decides hablar de una ruptura sentimental?

Las relaciones humanas siempre me han fascinado. Son el motor de la vida y me llama la atención profundizar en ellas: en las parejas, en las relaciones padres e hijos… Presentamos dos propuestas, ganó esta y estoy contenta porque tenía ganas de contar un duelo, una pérdida.

Nadia de Santiago es cocreadora y protagonista de "El tiempo que te doy". | Cecilia Álvarez-Hevia / Netflix

¿Tiene algo de autobiográfica la serie?

Todo pasa desde mi experiencia. De la mía y de la de Inés y Pablo. Hay mucho nuestro. Todo es ficcionado -las situaciones, los personajes…-, pero sería muy complicado crear desde fuera, desde algo que no has sentido… Yo curro siempre desde mí. Sintiendo desde dentro es como salen las cosas. Sí, hay mucho de nosotros.

¿Ha sido algo catártico entonces?

Insisto en que es ficcionado, pero sí ha sido catártico. Una manera de profundizar en las relaciones y en la pérdida. Se puede trasladar a otro tipo de relaciones. En cada capítulo nos hemos centrado en una fase del duelo. El duelo tiene cinco fases: la negación, la ira, la negociación contigo misma, la depresión y, por último, la aceptación. Cada dos capítulos, más o menos, es una fase.

El título hace referencia al método de Lina para superar la ruptura: pensar cada día un minuto menos en tu ex. ¿Crees que eso funciona?

Es un mecanismo, cada uno hará lo que pueda. Al principio de una ruptura, eso invade todo tu pensamiento. Piensas en lo que podrías haber hecho, en lo que no… En el fondo, no sabemos amar, es un aprendizaje de prueba-error, de irte descubriendo con el espejo del otro. Hay que darle espacio a la pérdida pero cada día, menos minutos.

¿Tú crees que el tiempo lo cura todo?

Cuando acaba de pasar no quieres escuchar ese tipo de frases porque en ese momento estás fatal. Pero yo creo que sí. El problema es que no tenemos paciencia, quieres quitarte ese dolor ya, no estamos acostumbrados a sostenerlo. Sin embargo, es algo por lo que tenemos que transitar sí o sí.

Ahora se habla mucho de aprender a aceptar los sentimientos negativos…

Es que forman parte de la vida, no sé en qué momento los hemos negado. De hecho, cuanto más los neguemos, más frustración nos traerá, sería irreal. Sin accionar, pero sentirlos forma parte del ser humano.

Fotograma de "El tiempo que te doy".  | TXUCA PEREIRA/NETFLIX

La serie transmite mucha sensibilidad, ¿eres una persona muy sensible?

Sí, quizás todos lo somos… Habrá gente que no lo exprese tanto, que la tenga más tapada. Sí me considero una persona sensible y vulnerable también.

La serie tiene un toque indie, de autor, ¿prefieres eso al mainstream?

Es con lo que me siento identificada. Teníamos referencias como “Blue Valentine”, “Olvídate de mí”. Para las parte más crudas del duelo, “Shame” o “Heridas abiertas”. Sí, me siento más identificada, sobre todo, con el realismo. Quería que fuera honesta y humana.

Después de ti, el segundo gran protagonista es Álvaro Cervantes, ¿qué es lo que más te ha gustado de él?

Todo. Ha sido un regalo. El proyecto lo entendió muy bien, se dejó la piel por la historia, se ha tirado a la piscina conmigo y, como actriz, me ha llevado a sitios en los que nunca había estado. Era importante para nosotros trabajar el cuerpo, porque la palabra es mentirosa y el subtexto lo trabajamos mucho. Ha sido muy fácil crear la historia de amor y luego pasar el duelo. Nos lo hemos pasado muy bien, hemos disfrutado mucho.

Nadia de Santiago y Álvaro Cervantes protagonizan "El tiempo que te doy". | TXUCA PEREIRA/NETFLIX

Parece ser que eres muy creativa, ¿también escribes y pintas?

Cuando no estoy interpretando, son herramientas que tengo para seguir expresando. En realidad, para mí es muy importante expresar. La escritura me sirve de espejo y para aclarar sentimientos e ideas. Me ayuda mucho a entenderme. También la pintura. La expresión en cualquiera de sus disciplinas es muy importante para mí.

¿Qué escribes?

De sensaciones, emociones, reflexiones sobre cómo nos comportamos en sociedad. De relaciones. Si siento una cosa y digo otra. Sobre las carcasas que tenemos. Sobre el ego. Lo hago como una necesidad de entenderme.

¿Y qué pintas?

Tengo temporadas. Me tira mucho lo abstracto. Normalmente me guío también por las emociones. Es como que lo vomito: cojo colores y voy poniendo, no sigo técnicas.

¿Qué proyectos tienes entre manos?

De momento quiero disfrutar mucho este, siendo consciente. Me gusta hacer las cosas de una en una para poderlas degustar.