La actriz está rodando en México la serie 'Radical Eye: The Life and Times of Tina Modotti' sobre la fotógrafa y activista comunista, con la directora Paula Álvarez Baccaro.  | John Phillips / GETTY

Monica Bellucci: "Envejecer ayuda a abrir nuevas posibilidades como actriz; intento romper moldes"

La actriz italiana acaba de estrenar 'La memoria de un asesino', un frenético thriller de acción -junto a Liam Neeson- donde interpreta a una mujer poderosa y perversa. Hacer de mala le pone.

Ester Aguado

Nos recibe al otro lado de la pantalla: serena, amable, accesible. Por ella sí que pasan los años, pero de una manera envidiable: asume su edad -nos cuenta- delante y detrás de las cámaras... sin nadar contracorriente y sin culpabilizarse. Modelo, actriz con más de 60 títulos en su carrera, madre… Monica Bellucci ha vivido más de una vida. A sus 57 años, confiesa no temer al cambio. No renuncia a su vaso de vino, su plato de pasta y su sesión de Pilates. Sólo hace régimen cuando trabaja. Y sin obsesiones: "Nunca he sido delgada, siempre he tenido curvas... Estoy agradecida de sumar años y de vivir una vida plena. Mientras el cuerpo se dobla, el alma crece".

¿Fue divertido dar vida a la malvada Davana Sealman?

Sí, fue muy interesante interpretar un papel completamente nuevo: una sociópata natural, encantadora, inteligente, pero al mismo tiempo fría y manipuladora. Es una antagonista: en algunos aspectos, un monstruo, pero en otros es un ser humano, una madre que intenta proteger a su hijo, e interpretar esta dualidad es lo que me interesaba.

Sorprende que Liam Neeson sea ahora, con 70 años, una estrella de películas de acción...

Es un actor increíble y también un ser humano asombroso. En el rodaje fue muy amable, respetuoso, generoso, y quise formar parte del proyecto porque quería trabajar con él. Su papel es violento, pero también conmovedor y emotivo: es un hombre que lucha contra una grave pérdida de memoria que afecta a todos sus movimientos. Tenía que hacerlo un grande.

La actriz encanta a una desalmada en 'La memoria de un asesino', ya en cines. | Rico Torres

Uno de los temas que toca la película es el Alzheimer, ¿qué le da más miedo: morir o perder la memoria?

Oh, Dios mío. Ambas cosas, en realidad. Estar enfermo es algo que nadie quiere. Y morir es algo muy triste. Así que espero que la vida me preserve a mí y a mi familia. La pandemia nos ha hecho ver que necesitamos arte, belleza y humanidad. Con esta película podemos abrir muchos debates diferentes, es una historia muy profunda, aunque sea un thriller de acción.

No ha hecho muchas películas de acción...

Algunas como 'Matrix' (1999), 'En el punto de mira' (2007) y 'Lágrimas del sol' (2003)... Lo importante es estar en buenas películas y hacer papeles interesantes. Aquí intento romper el molde en el que me han metido muchas veces en mi vida: para este papel gané algo de peso, y con el maquillaje, creamos un nuevo personaje. Hacerse mayor, envejecer, ayuda a abrir nuevas posibilidades a nivel interpretativo.

Monica da viada a la gran Maria Calla en el teatro. | Milos Bicanski / GETTY

Ahora está en el teatro, dando vida en 'Cartas y memorias' a la gran María Callas...

En mi carrera busco proyectos que me den la posibilidad de experimentar personajes femeninos fuertes. Hay que tener experiencia para entender personalidades difíciles, como la de Maria Callas, porque era una diva, con un talento inmenso, pero al mismo tiempo, una mujer con un corazón sencillo. Murió de un ataque al corazón. Por eso, hacerse mayor abre más posibilidades como actriz. Hace 20 años era muy difícil que una intérprete pudiera tener la oportunidad de trabajar después de los 40 años. Hoy se pueden tener carreras muy largas y hermosas.

Fue la 'chica Bond' más mayor de la historia...

Sí, cuando grabé '007 Spectre' tenía 50 años y le sacaba cuatro años a Daniel Craig. Le quité el récord de veterana de la franquicia a Honor Blackman. Me siento libre de envejecer de forma diferente.

¿Pesa la etiqueta de sex symbol?

No pienso en ser sensual o en seducir. Creo que la seducción es más que ser simplemente una mujer y tiene que ver con un pasado y una historia. Va más allá de lo físico. Como la belleza, que tiene que ver con la personalidad. 

Se asoma a los sesenta, ¿los ve como un abismo o los afronta con optimismo?

Con una enorme ilusión. Como persona me siento mucho mejor ahora que cuando era adolescente. De joven tienes la “beauté du diable”. Yo creo que la belleza es un reflejo de cómo superas los problemas que surgen en la vida, tus luchas internas y con los demás. Cuando te haces mayor, la cara es el resultado de cómo has afrontado la vida y por eso pienso que las mujeres con edad pueden ser muy interesantes.

Monica Bellucci, junto a Daniel Graig y Léa Seydoux en el estreno de 'Specter' (2015), una de las películas de la saga 007. | John Phillips / GETTY

Es la imagen de la sensualidad mediterránea, ¿cuál es su idea de la belleza?

Quizá estoy diciendo lo mismo que todo el mundo, pero creo que es el reflejo de nuestro interior. Si tú no eres una persona aburrida, la gente no se aburrirá de ti. No creo que se trate únicamente de un asunto de cánones estéticos. Oscar Wilde decía que la belleza son solo cinco minutos de vida, algo completamente cierto, porque puedes sentir curiosidad por el físico de una persona, pero si no hay nada más, cinco minutos después te llegas a aburrir.

Ha sido madre más bien tardía, ¿lo recomienda?

No sé si hice lo correcto. Para mí, sí, pero para mí, porque antes no estaba preparada. Empecé a pensar en tener hijos a los 37 años. Antes no, porque trabajaba y viajaba mucho. Estaba centrada en mí misma. Quizá porque sabía que cuando fuera madre, querría centrarme en ello por completo.

¿Cómo le han cambiado sus hijas?

Lo han cambiado absolutamente todo. Me han dado tanto… las mejores experiencias que he vivido han sido gracias a ellas, y debo reconocer que me siento mejor persona desde que soy madre.

Siempre ha sido imagen de Dolce&Gabbana, pero le acaba de pasar el testigo a su hija, Deva Cassel...

Hace ya dos años, sí. Estar en segundo plano te da otra perspectiva, estoy muy orgullosa.

¿Todos necesitamos un “Manuale de Amore” para seguir adelante tras una ruptura sentimental?

Considero que es imprescindible transformar el amor, pero no acabar con él, sobre todo, cuando se trata de una relación duradera y más aún si hay hijos en común. Es precioso mantener una relación de peso e inteligente, porque los hijos son lo más importante y, a veces, se les hace pagar por todo, así que tenemos la responsabilidad de que se sientan protegidos.

¿En qué idioma prefiere trabajar?

Hablo francés e inglés, pero mi lengua materna es el italiano. Actuar en otros idiomas te permite trabajar con directores de diferentes países como Sam Mendes, Wachowski, Gioseppe Tornatore... Vivo en París, pero soy italiana, así que siempre me siento una extranjera allá donde voy. Es interesante, pero a veces difícil.