Misteriosa Patricia Cornwell

Te damos cinco pistas para descubrir a la ganadora del Premio de Novela Negra RBA. Su libro "Niebla roja" es el título número 19 de la serie Scarpetta. Conoce más a su autora: su vida es más oscura que su obra.

Antonio Lozano

1 El cuerpo del delito
Aunque su primer empleo fue como periodista de sucesos, la experiencia clave para desarrollar su estilo literario fue trabajar seis años en la Oficina del Jefe del Médico Forense de Virginia (Estados Unidos). En este centro, especializado en análisis médicos de víctimas de asesinatos, asistió a muchas autopsias. «Básicamente,
tomaba notas para los patólogos, pesaba órganos y colgaba las batas impregnadas de sangre», señala. Estas tareas provocaron que…

2 Cuestión de ciencia
… a la hora de aventurarse a escribir novela negra, Cornwell entendiera que había un ámbito por explorar: la ciencia aplicada a la resolución de delitos. Lo que hoy es moneda común, a través de series como ‘C.S.I’, ‘Dexter’ o ‘Bones’, tuvo en ella a una precursora. Por ello decidió que su heroína sería una mujer capaz de hallar en el cuerpo de los muertos pistas para cerrar el caso…

3 Aviso de turbulencias
… y así nació la patóloga forense Kay Scarpetta, una profesional ordenada y lógica, a la que Angelina Jolie desea encarnar en el cine y de la que Ediciones B ha publicado casi todos sus títulos. La doctora poco tiene que ver con Patricia Cornwell, pero sí la sobrina de la protagonista, Lucy, una informática bipolar y lesbiana. Con todo, los apuros de Lucy se quedan cortos en comparación con los traumas de la escritora, incluyendo…

4 Una infancia trágica
... abusos sexuales de niña, anorexia de adolescente, divorcio de su primer marido, accidentes de coche, estafa multimillonaria de su gestor y una escandalosa salida del armario. Se supo que era gay a raíz de un affaire con una agente del FBI, que casi muere a manos de su marido agraviado. Además…

5 Una tipa dura
… Cornwell es una republicana de raza, pilota su propio helicóptero, conduce una Harley Davidson, colecciona armas y Mercedes, tiene como guardaespaldas a un marine,
le pirran las botas y los cinturones de cowboy, y es una artista cocinando platos italianos. Una yanqui genuina que solo ha visto superadas sus cifras de venta por J.K. Rowling y Stephenie Meyer.